El año pasado, en París, punto neurálgico de la gastronomía
para los paladares sibaritas, reconocieron con el premio Coups de Coeur del
Salón Internacional de la Alimentación, SIAL
2006
, a la empresa extremeña La
Patería de Sousa
. Pues bien, como era de esperar, el foie-gras extremeño ha originado una gran polémica en Francia, donde los productores han cerrado filas contra ese producto español.
———————————————–

El año pasado, en París, punto neurálgico de la gastronomía
para los paladares sibaritas, reconocieron con el premio Coups de Coeur del
Salón Internacional de la Alimentación, SIAL
2006
, a la empresa extremeña La
Patería de Sousa
.
El premio reconocía, además del sabor y la calidad que ofrecen
los patés elaborados por la empresa, la forma de crianza de los gansos,
que, a diferencia de otras muchas empresas que fuerzan la alimentación
de estos animales, La Patería de Sousa realiza en semilibertad y sin
forzar la alimentación.
Aunque, hasta el momento, Francia siempre ha disfrutado del reconocimiento mundial
por la exquisitez de su foie-gras, el premio, sin duda, ponía a la empresa
galardonada a la altura de los mejores productores y elaboradores de paté
del mundo.
Pues bien, como era de esperar, el foie-gras extremeño ha originado una
gran polémica en Francia, donde los productores han cerrado filas contra
ese producto español.
En Francia aseguran que para que un foie-gras sea auténtico el animal
debe ser engordado artificialmente.
Así que el Comité
Interprofesional de Palmípedos de Foie-Gras (CIFOG)
ha exigido a
los responsables de SIAL que retiren de su palmarés la denominación
de foie-gras para el producto extremeño.
Los productores franceses sostienen que el procedimiento
de alimentación forzado para que el hígado adquiera un tamaño
muy superior al normal está recogido tanto en el reglamento europeo de
1991, que precisa la naturaleza exacta del foie-gras, como en el Código
Rural francés.
Por eso, insisten en que el producto extremeño, elaborado sin cebado,
es simplemente un paté.
El CIFOG se ha interesado por los procedimientos exactos de elaboración
de la Patería de Sousa (que presenta su producto en la etiqueta como
foie-gras obtenido mediante alimentación ecológica no forzada),
pero no han obtenido respuesta del SIAL.
Por otra parte, según recoge el diario francés Le Monde, Patería
de Sousa declara que los animales que utilizan son aves migratorias que se ceban
de forma natural y voluntaria para poder soportar los viajes estacionales, y
es entonces cuando son sacrificados.
El presidente de la compañía, Eduardo Sousa, aseguró que
se trata de foie-gras auténtico porque se obtiene «con el consentimiento
del animal», algo que aplaudió, además del SIAL, la asociación
Stop al Cebado
, que denuncia como cruel el procedimiento habitual para la
elaboración de este producto tan apreciado en las fiestas de fin de año.

En cambio, el artículo aparecido en Le Monde, que supuestamente recoge
la opinión de sus conciudadanos, orgullosos de tener al foie como un
«patrimonio cultural y gastronómico protegido», se exclama declarando
que tales afirmaciones son «el colmo».
Sousa insiste desde la empresa de Fuente de Cantos que han demostrado que se
puede hacer un buen foie-gras sin tener que maltratar a los animales, ya que
el método francés obliga a la oca, mediante un tubo, a ingerir
varias veces al día y en poco espacio de tiempo una enorme cantidad de
comida.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario