Los ministerios de Agricultura
(MAPA), Medio Ambiente y Educación
y Ciencia
, estudiarán junto con el sector ganadero nuevas técnicas
de destrucción de cadáveres de animales en las propias explotaciones
para reducir sus costes y los riesgos sanitarios y medioabientales que supone.
———————————————–

Los ministerios de Agricultura
(MAPA), Medio Ambiente y Educación
y Ciencia
, estudiarán junto con el sector ganadero nuevas técnicas
de destrucción de cadáveres de animales en las propias explotaciones
para reducir sus costes y los riesgos sanitarios y medioabientales que supone.

Los estudios se desarrollarán en virtud del acuerdo
firmado
esta mañana en Madrid entre los tres ministerios y los representantes
de las organizaciones productoras de porcino, cunícola y avícolas,
tanto de huevos como de pollos, que contará con un presupuesto de 185.000
euros para lo que queda de año.

La ministra de Agricultura, Elena Espinosa afirmó que este convenio
permitirá dar solución a los elevados costes que comporta el traslado
de los cadáveres de los animales en las explotaciones hasta las incineradoras
donde se destruyen y los riesgos sanitarios de este movimiento.
Para desarrollar el convenio el MAPA aportará 130.000 euros este año
y el sector ganadero los 55.500 euros restantes, mientras que los ministerios
de Medio Ambiente y Educación y Ciencia pondrán a disposición
del estudio los medios técnicos y de personal necesarios.

En este sentido, la ministra de Educación y Ciencia, María Jesús
Sansegundo mostró su satisfacción por participar en esta iniciativa
que supone poner a disposición de la sociedad la ciencia y la investigación
para resolver problemas concretos de los sectores productivos.
La titular de Medio Ambiente, Cristina Narbona, apuntó que el convenio
permitirá buscar soluciones que reduzcan los problemas de contaminación
de estos sectores al tiempo que se optimizan los costes de las distintas técnicas.

Los representantes de las organizaciones de productores firmantes valoraron
el convenio que llevará a cabo proyectos en explotaciones experimentales
que eviten tanto los costes de la eliminación de los cadáveres
de ganado como los riesgos de transmisión de enfermedades que supone
su traslado a las incineradoras.
En este sentido el director de la Asociación Nacional de Productores
de Ganado Porcino
(Anprogapor), Antonio del Barrio, señaló
que la legislación comunitaria que regula la eliminación de cadáveres
de porcino, cunícolas y avícolas «es una aberración,
ya que trasladar cadáveres de una explotación a otra es un vector
de difusión de epozootias» Añadió que una de las soluciones
que baraja el sector es la creación de fosas estanco en las propias explotaciones,
que eviten filtraciones y vertidos para ser respetuosos con el medio ambiente,
sin descartar otras soluciones como las mini-incineradoras.

El presidente de la Interprofesional de Avicultura de Carne (Propollo),
Federico Félix, coincidió en apuntar la fabricación de
fosas sépticas especiales en las explotaciones ganaderas para evitar
trasladar los cadáveres a las incineradoras, «ya que además
de su elevado coste difunde enfermedades».
El presidente de la Confederación Nacional de Cunicultores (CONACUN),
Xabier Arriolabengoa, denunció el sobrecoste que supone el actual sistema
de eliminación que oscila entre los dos y los doce euros por coneja madre,
según la subvención de cada Comunidad Autónoma.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario