A. C. Barroeta
Universitat Autònoma de Barcelona
ana.barroeta@uab.es

Resumen Conferencia impartida por Ana Barroeta, de la Universitat Autònoma de Barcelona, en el marco de las Jornadas Profesionales de Avicultura 2012 el viernes 11 mayo a las 9:30
El huevo constituye un alimento completo y equilibrado, preservado de forma natural por la cáscara. Entre sus características nutricionales, destacaremos las que tiene un mayor impacto sobre la salud del consumidor.
Alta Densidad Nutritiva. El huevo tiene un contenido energético moderado (97 kcal en un huevo de 60g) acompañado de un alto aporte en nutrientes esenciales.
Proteína de Alta Calidad. Un huevo aporta unos 6 g de proteína, repartidos entre la yema y la clara. La composición proteica del huevo es considerada de alto valor biológico, ya que contiene todos los aminoácidos esenciales y en la proporción adecuada “ideal”, para cubrir las necesidades de las personas.
Perfil en Ácidos Grasos Equilibrado. El huevo contiene aproximadamente un 11% de fracción grasa (6 g por huevo de 60 g) depositada exclusivamente en la yema. El huevo es uno de los alimentos de origen animal con menor contenido en grasa saturadas y en el que la relación entre ácidos grasos poliinsaturados y saturados (índice AGPI/AGS de 0,54) es muy favorable de cara a la salud humana, ya que se sitúa por encima de los valores mínimos recomendados (0,35).
Fuente de Colina: El huevo es la mejor fuente dietética de colina, un nutriente esencial para el desarrollo y normal funcionamiento cerebrals, especialmente importante para mantener la capacidad de memoria. Un huevo contiene
aproximadamente 250-300 mg/100g de colina, mayoritariamente integrado en el fosfolípido fosfatidilcolina o lecitina de la yema. La ingesta recomendada se sitúa en 550 y 425 mg/día para hombres y mujeres, respectivamente.
Fuente concentrada de Vitaminas y Minerales esenciales. El huevo contiene una amplia variedad de vitaminas (excepto la vitamina C) y minerales que contribuyen a cubrir, gran parte, de las necesidades diarias de estos micronutrientes, cuyo presencia es imprescindible para el normal funcionamiento del organismo.
El huevo es un alimento funcional porque aporta Luteina y Zeaxantina pigmentos carotenoides cuyo consumo previene la degeneración macular y el riesgo de cataratas.
Organismos nacionales e internacionales indican que una persona sana puede consumir 1 huevo al día y se considera adecuada, la ingesta de dos o tres huevos a la semana, aunque se padezca hipercolesterolemia u otra dislipemia, ya que diferentes estudios realizados han demostrado que no existe una asociación entre su consumo y la aparición y desarrollo de enfermedades cardiovasculares.

 

Descargar presentación impartida: «El huevo y la salud humana. Aclarando conceptos»

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario