El equipo de gobierno del Ayuntamiento de Albacete ha puesto de nuevo sus esperanzas en la carne de avestruz para sacar al Matadero Municipal de la situación crónica de números rojos que viene arrastrando. La concejal de Consumo propuso en la comisión informativa de Comercio celebrada ayer dar el visto bueno a la petición que ha presentado un empresario para hacer uso, mediante alquiler, de una de las salas de despiece existentes en el Matadero Municipal con el fin de sacrificar avestruces. La concejal cree que la crisis de las vacas locas y la fiebre aftosa pueden potenciar el consumo de esta carne.
El mismo Ayuntamiento había decretado el
cierre del matadero
las pasadas Navidades por falta de rentabilidad.

———————————————–

En 1999, el Ayuntamiento de Albacete creyó que el sacrificio de avestruces y el alquiler de una sala de despiece a una granja de este tipo de aves podía convertirse en la panacea para corregir la situación económica deficitaria que venía arrastrando el Matadero Municipal. Para ello, incluso, el ayuntamiento modificó la ordenanza municipal que regula el uso del Matadero Municipal, incluyendo el precio del sacrificio de avestruces, fijando en 5.600 Pts el coste por ave. Sin embargo, todo aquello no dio sus frutos, fue una operación frustrada que incluso puede acabar en los tribunales, puesto que el ayuntamiento no ha logrado que la granja con la que alcanzó un acuerdo le pague el coste del sacrificio de 327 avestruces, o lo que es lo mismo, de casi 2.200.000 pesetas.
Ahora, y a pesar de ese intento fallido, el consistorio está dispuesto a intentarlo de nuevo. Ayer, en la comisión informativa de Consumo, la concejal de Comercio, la socialista Aurora Zárate, propuso para su aprobación el alquiler de una de las salas de despiece del Matadero Municipal, la que se encuentra libre, a un productor de avestruces en un nuevo intento por sacar a esta instalación municipal de la situación de números rojos que viene padeciendo de manera crónica, y al parecer, insalvable.

Situación diferente

Para la concejal de Comercio, la situación, ahora, es diferente, entre otras cosas, debido a que a la crisis de las vacas locas, que estalló en noviembre de 2000, ahora se ha unido el problema de la fiebre aftosa que padece la cabaña porcina británica.
Cabe recordar que ni el Matadero Municipal de Albacete se ha librado de la crisis de las vacas locas. Los numerosos casos de Encefalopatías Espongiforme Bovina (EEB) confirmados en España y en otros países europeos provocaron que en cuestión de dos meses, de octubre a diciembre del año 2000, el número de reses sacrificadas en el Matadero Municipal se redujera en casi un 80%

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario