Si en el 2006 el balance del mercado del conejo mostraba una cierta estabilidad
de los diferentes indicadores, a pesar de una ralentización del consumo,
en el 2007 el sector se ha enfrentado a un contexto más difícil
debido a un aumento de los stocks de productos congelados, a un fuerte incremento
del coste de las materias primas y a un descenso de la cotización del
conejo vivo y de los flujos en el mercado francés de Rungis.
———————————————–

Todo ello ha ocurrido a despecho de una cierta recuperación de las compras
familiares debida, en gran parte, a las ofertas de promoción realizadas
por los profesionales para dar salida a los excedentes.
En el futuro se augura que el sector deberá hacer a diversas apuestas
esenciales: adaptarse a un contexto de pienso y energía caros, convencer
a los consumidores que se abastecen en la producción local que se halla
en regresión para que vuelvan a los circuitos comerciales clásicos
(GMS y pollerías), y, de forma general, mantener el nivel de consumo,
haciendo evolucionar el mercado del conejo para adaptarse mejor a las necesidades
de los consumidores.

Puede seguirse la cotización semanal del conejo en Francia desde aquí
http://www.snm.agriculture.gouv.fr/cgi-bin/cgimar?M0156

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario