Comparte

El Institut de Recerca i Tecnologia Agroalimentàries (IRTA) se va a adaptar a los nuevos tiempos. Con el proyecto de ley que el Parlament de Catalunya aprobó el pasado 1 de abril, se pretende modernizar la entidad, que desde hace 23 años contribuye a la mejora y al impulso de la competitividad en el sector agrario, alimentario, agroforestal, acuícola y pesquero.

El proyecto, que fue aprobado por unanimidad, establece un nuevo modelo organizativo diferente al que se había venido utilizando des de 1985. En concreto, cabe destacar la incorporación de dos nuevos conceptos como son la sostenibilidad y la seguridad alimentaria en los objetivos estratégicos del IRTA. Respecto al primero, en el proyecto se especifica la necesidad de hacer compatibles la producción de alimentos seguros y de calidad con la protección adecuada del medio ambiente. Para ello, se impulsaran técnicas de uso eficiente del agua y de reducción del uso de productos fitosanitarios. En lo que
respecta a la seguridad alimentaria, se harán seguimientos de los productos
agrarios desde su origen hasta llegar a los consumidores.

Por otro lado, el texto también incluye la ampliación de los ámbitos de actuación del instituto, abriendo la puerta así a campos como la acuicultura, los temas de pesca o las influencias del cambio climático.

En el momento de la aprobación y en representación del Govern, el diputado del PSC, Joaquim Paladella, afirmó que «la ley ha de ser útil para el IRTA y que el IRTA lo ha de ser para Cataluña y para el sector agrario catalán».

 

Etiquetas:


Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario