El pasado 11 de noviembre, el pleno del Parlamento Europeo aprobó una resolución en apoyo al sector ganadero, solicitando medidas a corto y largo plazo para paliar la situación por la que atraviesa el sector. El Parlamento solicita que los Estados miembros tengan en cuenta los costes del cumplimiento de la directiva sobre bienestar animal, y pide que la Comisión garantice que las importaciones de otros países cumplan las normas de la UE para evitar la competencia desleal.
También se solicita que la Comisión revise la prohibición actual sobre el uso de harina de carne y huesos en piensos y que valore la posibilidad de eliminar las restricciones en condiciones que garanticen el nivel máximo de seguridad alimentaria.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario