Un estudio
de la Universidad de Bristol realizó la comparación con expertos
catadores.
———————————————–

Un estudio
de la Universidad de Bristol realizó la comparación con expertos
catadores.

La creencia generalizada entre el público, influida por la cultura popular
y las campañas ecologistas, es que los pollos camperos tienen mejor sabor.
Supuestamente las condiciones de producción al aire libre y con menor
estrés mejorarían la textura y justificarían no solo escoger
este pollo por sobre otros, sino también pagar un precio mayor.

Sin embargo, la carne de pollo producido en jaulas de forma intensiva obtuvo
mejores puntajes en sabor, textura y jugosidad que los obtenidos por otras formas
de producción, como la ecológica o la campera. Así lo afirma
un estudio llevado a cabo por la Universidad de Bristol y cuyos resultados se
han publicado en British
Poultry Science
.

En el estudio se tomaron 120 muestras de carne de pollo, que procedían
de animales en producción intensiva, ecológica y campera. Diez
expertos catadores, a través de una cata a ciegas, determinaron que la
carne procedente de la producción intensiva tenía mejor textura,
jugosidad y sabor.

Según el director del estudio, Dr. Paul Warriss, el resultado obtenido
pueden deberse a que los pollos criados de jaulas se consumen cuando el animal
es mucho más joven, por lo que la carne puede resultar más blanda.
Sin embargo, también cree que la producción ecológica de
pollo seguirá siendo una alternativa viable, porque muchas personas la
consumen por razones éticas.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario