La eurodiputada popular Esther Herranz ha expresado a la Comisión
Europea (CE)
su preocupación sobre posibles propuestas para mejorar
el bienestar del ganado durante el transporte, como un aumento de los viajes nocturnos,
que si salieran adelante «serían despropósitos».
Herranz ha presentado una pregunta parlamentaria escrita en la que solicita información
al Ejecutivo comunitario sobre sus ideas para establecer nuevos requisitos en
el transporte de animales, en concreto en la temperatura para los viajes de larga
distancia
———————————————–

La eurodiputada popular Esther Herranz ha expresado a la Comisión
Europea (CE)
su preocupación sobre posibles propuestas para mejorar
el bienestar del ganado durante el transporte, como un aumento de los viajes nocturnos,
que si salieran adelante «serían despropósitos».
Herranz ha presentado una pregunta parlamentaria escrita en la que solicita información
al Ejecutivo comunitario sobre sus ideas para establecer nuevos requisitos en
el transporte de animales, en concreto en la temperatura para los viajes de larga
distancia.
En enero de 2007, dejará de estar en vigor una regulación que estipula
la temperatura a la que debe realizarse el transporte de animales a larga distancia,
actualmente entre 0 y 35 grados, para los traslados de más de 8 horas,
sea cual sea el trayecto y el tipo de animal.
La europarlamentaria indicó, en su interpelación, que «según
las informaciones procedentes del sector ganadero», la CE está trabajando
en un proyecto que «de seguir adelante, sería un despropósito
desde el punto de vista científico, a sabiendas de que podría provocar
graves distorsiones comerciales entre los distintos países».
Según Herranz, las informaciones apuntan a que «en aras de una simplificación,
Bruselas quiere solventar los obstáculos que surjan para cumplir nuevas
normas sobre temperatura, con medidas prácticas como un aumento de los
viajes nocturnos, dando prioridad al bienestar animal frente a la seguridad de
los conductores».
Los requisitos sobre los que Herranz ha pedido confirmación a la CE, de
ser ciertos, «suscitarían gran preocupación entre los profesionales,
pues no tienen en cuenta la humedad o la densidad de carga, que pueden influir
en el efecto térmico percibido por el animal», según la eurodiputada.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario