La mayor parte del presupuesto, más de 670.000 euros, se dirigirá
al control en aves domésticas
———————————————–

La mayor parte del presupuesto, más de 670.000 euros, se dirigirá
al control en aves domésticas

El
Plan Nacional de Vigilancia de la Influenza Aviar
para 2008 contará
con un presupuesto de 844.142 euros, de los que 672.157 euros se destinará
al plan de control en aves domésticas y 171.985 euros al control de la
enfermedad en aves silvestres.

El Plan Nacional de Control, elaborado por el Ministerio
de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino
, ha sido autorizado por la Unión
Europea (UE), quien cofinancia los gastos derivados de su aplicación.

El Plan
de Vigilancia de la Influenza Aviar
señala que durante 2008 está
previsto que se analicen aleatoriamente más de 7.500 aves silvestres,
con una mayor intensidad de testaje en las zonas de riesgo próximas a
humedales y en las especies de mayor riesgo por densidad de población
como el azulón, cerceta común, cuchara común, silbón
europeo o ánade rabudo.

El Plan de Vigilancia en aves domésticas tiene previsto realizar más
de 200.000 análisis de detección, fundamentalmente en broiler,
ponedoras y reproductoras, patos, pavos gansos, ratites (evestruces y emúes),
aves de caza, gansos y en explotaciones de traspatio, donde se realizarán
9.888 test.

En España, hasta la fecha no ha sido detectado ningún foco en
aves domésticas, y tan sólo uno aislado en aves silvestres (en
un ejemplar silvestre de Somormujo lavanco hallado muerto a principios de julio
en el embalse de Salburúa (Álava).

Este hallazgo, a juicio del Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino,
sirvió para comprobar el excelente funcionamiento del sistema de vigilancia
y detección precoz establecido, así como la idoneidad y eficacia
de las medidas adoptadas para evitar su transmisión y diseminación
a las aves domésticas principalmente de zonas próximas.

El MARM destaca que para la prevención y el control de la influenza
aviar, resulta fundamental disponer de buenos sistemas de detección precoz,
por su alta difusibilidad.

Además de esto, dado que en general la producción avícola
en España cuenta con adecuadas medidas de bioseguridad, y el comercio
en la UE está sujeto a estrictos controles sanitarios, los esfuerzos
deben dirigirse hacia los puntos que pueden implicar un mayor riesgo de infección,
u ofrecen una menor capacidad de control.

La excepcional situación geográfica de España, puente
de unión entre el Continente europeo y el africano, junto con una climatología
suave, y existencia de zonas húmedas de extensión y relevancia
internacional, hacen que tenga unas condiciones privilegiadas para albergar
numerosas y muy diversas poblaciones de aves silvestres, entre ellas acuáticas.

Así, en función de la época del año, de los ciclos
climatológicos plurianuales de sequías/inundaciones, y de los
intensos flujos migratorios entre otros factores, pueden encontrarse censos
extremadamente variables de poblaciones aviares que posibilitan en mayor o menor
medida la conexión con zonas en que existan focos de la enfermedad.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario