Comparte

Los británicos, tanto la administración como los avicultores, temen que lleguen a su mercado huevos de jaulas convencionales procedentes de otros estados miembros.
El sector avícola del Reino Unido cree que, en su totalidad, estará adaptado a las nuevas exigencias de la directiva de bienestar animal para ponedoras que entrará en vigor en enero de 2012, según la cual tendrán que desaparecer las jaulas en batería convencionales y solo podrá haber jaulas enriquecidas. Sin embargo, los británicos, tanto administración como los avicultores, tienen dudas sobre el grado de cumplimiento de esta ley, y temen que lleguen a su mercado huevos de jaulas convencionales procedentes de otros estados miembros y que sean mucho más baratos.
La interprofesional británica del huevo, British Egg Industry Council (BEIC) ha solicitado la creación de un código 4 para las jaulas enriquecidas, ya que con el actual código 3, si conviven huevos de jaulas convencionales y enriquecidas, el consumidor no podría distinguir unos de otros.
Actualmente, los huevos se comercializan marcados en su cáscara con un código. El primer dígito de este código indica la forma de cría de la gallina: 3 para la de jaulas, 2 para la criada en suelo, 1 para la campera y 0 para la producción ecológica.

Etiquetas:


Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario