El sector avícola español está en línea
con las medidas estrictas que estudia la Comisión Europea para garantizar
la mejora del bienestar de los pollos en las granjas, según afirma la Interprofesional
Avícola (Propollo)
.
———————————————–


El secretario general de Propollo, Angel
Martín, afirma que las granjas españolas de pollos que se crían
para la producción de carne tienen una densidad media de animales por metros
cuadrados de 30 kilogramos de peso, similar a la propuesta que estudia la CE.
Asimismo, buena parte de los granjeros españoles cumplen las condiciones
técnicas adicionales propuestas por la CE para elevar a 38 kilogramos ese
límite de densidad.

Para ello, los bebederos deben ser instalados
de forma que se eviten derrames y, además, los animales deben disponer
continuamente de pienso, que «no podrá retirarse a los pollos antes
de que falten 12 horas para el sacrificio del animal».

«De prosperar
esta medida, el sector español no se verá afectado porque ya lo
cumple, nuestras granjas tienen suficiente ventilación para las temperaturas
altas que tenemos durante el verano, lo que no ocurre en otros países de
la Unión, que tendrán que hacer muchos cambios en su sector»,
subrayó.

Bruselas baraja proponer esta regulación con estándares
unificados en toda la UE, con el fin de proteger los pollos que se crían
para la producción de carne en instalaciones que tengan al menos 200 aves.


Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario