Comparte

El Vaticano
ha mostrado su posición favorable a la modificación genética en plantas y animales tras dos años de estudios por parte de la Pontificia Academia de la Vida, a pesar de considerar «inmoral» estas prácticas en humanos.

———————————————–

El vicepresidente de esta Academia, Bishop Elio Sgreccia, aseguró que la ingeniería genética aplicada en plantas y animales puede ayudar a resolver el hambre en el mundo.
«Otorgamos un prudente sí» a estas prácticas -explicó- «ya que creemos que hay más ventajas en la ingeniería genética en plantas y animales que riesgos».

El Vaticano
a través de Sgreccia ha advertido que los riesgos medioambientales han de ser evaluados, que los consumidores deben ser informados cuando los alimentos estén alterados y que las modificaciones deben estudiarse una a una para evitar, entre otros aspectos, un aumento del dolor a la hora de sacrificar un animal.

Etiquetas:


Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario