Una explotación avícola japonesa, en la que inicialmente se confirmó la presencia de influenza aviar, ha resultado estar infectada por la cepa altamente patógena H5N1.
———————————————–

Una explotación avícola japonesa, en la que inicialmente se confirmó
la presencia de influenza aviar, ha resultado estar infectada por la cepa altamente
patógena H5N1.
Se trata del primer caso detectado en el país en los últimos tres
años, por lo que ha vuelto a saltar la alarma.
La explotación afectada está situada en la prefectura de Miyazaki.
4.000 aves murieron de la enfermedad y las 8.000 restantes fueron sacrificadas.
También se ha confirmado el primer caso de 2007 en Tailandia, donde un
centenar de patos murieron en una granja a 400 km al norte de la capital.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario