Los fabricantes de medicamentos veterinarios de la UE consideran que la propuesta comunitaria para eliminar los antibióticos como factores de crecimiento del ganado responde a motivos políticos pero carece de fundamento científico.
———————————————–

La Comisión Europea ha propuesto a los Quince y al Parlamento Europeo
eliminar progresivamente a partir de 2006 cuatro antibióticos que se
emplean en la UE como factores de crecimiento en los piensos de los animales.
La Federación Europea de Salud Animal (Fedesa), que aglutina a las industrias
del sector, ha manifestado que la propuesta del Ejecutivo de la UE "representa
un cambio político, más que una evaluación de riesgos científica",
según fuentes de dicha organización.
Señalaron que el planteamiento de la Comisión "no coincide"
con la rutina habitual en la Unión Europea para autorizar un nuevo producto
antibiótico, según la cual se realiza una evaluación de
riesgos producto por producto.
Fedesa añadió que con la propuesta de Bruselas, se merman los
derechos de las industrias, que "han invertido mucho" para comercializar
productos que recientemente han sido autorizados y han pasado por las correspondientes
inspecciones.

Este sector industrial considera, también, que puesto que la política
de la Comisión "es global y no caso por caso", no podrá
aplicarse a las importaciones de medicamentos veterinarios, porque no se ha
demostrado que los antibióticos para crecimiento de animales empleados
actualmente afecten a la salud humana.
Los cuatro antibióticos cuyo uso se prohibiría a partir de enero
de 2006 son: flavofosfolipol, salinomicina sódica, monesina
sódica
y avilamicina.

Esta prohibición forma parte de un proyecto de normativa para regular
la autorización de comercialización de los aditivos que se utilizan
en la alimentación animal.
La Comisión Europea pretende limitar a 10 años el periodo máximo
de autorización de comercialización de un producto de dichas características.
Aquellas empresas que actualmente tienen autorización, deberán,
en los próximos siete años, someterse a una revaluación
y pedir una nueva autorización de sus productos por parte de las autoridades
comunitarias.
Según un estudio de la Federación Europea de Salud Animal (FEDESA),
el ganado consume el 35 por ciento (4.700 toneladas) de todos los antibióticos
que se suministran en la UE. En el caso de los antibióticos suministrados
a los animales, el 29 por ciento eran dados para su curación (3.900 toneladas)
y el 6 por ciento (786 toneladas) como factores de crecimiento en su alimentación

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario