Comparte

Casi todos los productores de huevos de Bélgica han cambiado a las jaulas acondicionadas, un hecho consumado cuando tan sólo habían pasado unas tres semanas de la fecha límite oficial, según el periódico belga De Standaard. En julio pasado, 65 avicultores fueron oficialmente sancionados con una multa por no cumplir con la prohibición de la UE sobre las gallinas criadas en jaulas de batería. Ahora, sin embargo, parece que sólo 13 han fallado con el cumplimiento de la normativa. Estos últimos 13 avicultores han vendido y enviado sus pollos para su procesado. Pero, debido a su retraso, se enfrentan a largas colas de espera en los mataderos, algo que significa que las últimas gallinas en batería no desaparecerán del territorio belga hasta septiembre. Hasta entonces, los huevos producidos a partir de gallinas en batería serán destruidos o transformados para la industria no alimentaria.

Etiquetas:


Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario