Comparte

carne-pollos-300x195Desde el 1 de abril están en vigor las nuevas normas de etiquetado para carne de ovino, caprino, porcino y aves, con las que ya es obligatorio indicar el país en el que el animal ha sido criado y sacrificado. Las normas de etiquetado afectan a la carne fresca, refrigerada o congelada.

Hasta ahora, la normativa sólo obligada a especificar el lugar de nacimiento, cría y sacrificio en el caso de la carne de vacuno, pero las otras carnes estaban exentas. En la nueva ley se ha obviado la obligación de indicar el país de nacimiento para no añadir más costes al productor por el tema de la trazabilidad, aunque sí hay que especificar el lugar de sacrificio, porque según la UE, esto puede hacerse con un coste asequible, y es una información muy valiosa para el consumidor. Si el producto cárnico ha nacido, ha sido criado y se ha sacrificado en el mismo país, es suficiente con poner en la etiqueta el país de origen.

Etiquetas:


Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario