Las autoridades han hallado alrededor de una tonelada y media de gallinas en estado de descomposición en un barranco seco entre las comunidades de Contreras y San Marcos en el municipio de Palmar de Bravo, en México, representando un foco de infección sin que hasta el momento las autoridades sanitarias hayan tomado cartas en el asunto. La denuncia fue interpuesta por los mismos vecinos, quienes descubrieron que los perros habían iniciado el transporte de los animales putrefactos hacia diferentes sitios para después consumir algunas partes blandas de las aves. Por el momento se desconoce quién ha iniciado este vertedero clandestino, por ello decidieron dar parte a las autoridades municipales, pero hasta ahora no han hecho nada para solucionar el conflicto ambiental.

“Una vez que se recibió la información, se corroboró y además se dio parte a la Secretaria de Sustentabilidad y Ordenamiento, a la Secretaria de Salubridad y Asistencia, a Fomento y Protección Pecuaria de Puebla, para que tomen cartas en el asunto y se establezcan acciones para sancionar a quienes causaron estos hechos que ponen en peligro a la avicultura regional”, expresó Erik Acevedo, gerente de Fomento Avícola en el estado de Puebla. Explicó que este tipo de vertedero de gallinas en estado de descomposición representa un peligro para la avicultura, por la alta contaminación que se genera en el medio ambiente al encontrarse a cielo abierto, contaminando también a las granjas que se encuentran en zonas cercanas.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario