España vendió al resto de Estados miembros 24.454 toneladas de huevos desde enero a marzo de 2003, el 62,25 por ciento más que en los tres primeros meses del año anterior, según los datos ofrecidos al sector por la Comisión Europea.
———————————————–

España vendió al resto de Estados miembros 24.454 toneladas
de huevos desde enero a marzo de 2003, el 62,25 por ciento más que en
los tres primeros meses del año anterior, según los datos ofrecidos
al sector por la Comisión Europea. Este crecimiento de las ventas fuera
de España se puede explicar por los focos de influenza aviar aparecidos
en Holanda a principios de marzo, enfermedad que se extendió a Bélgica
y a Alemania y que provocó el cierre de fronteras de las zonas afectadas
de estos grandes exportadores comunitarios.

Los operadores de huevo españoles consideran, sin embargo, que, a partir
de abril esta tendencia exportadora se ha ido reduciendo debido a que los clientes
comunitarios hicieron grandes compras que aún guardaban como existencias.
No obstante, el perfil del sector en España ha cambiado en los
últimos años, ya que de ser casi importador, se ha convertido
en un gran exportador de huevos.

Según los datos de la Comisión, España vendió al
exterior 75.216 toneladas de huevos el año pasado –el 63,9 por ciento
más con respecto al año anterior
-, de las que 69.455 toneladas
se destinaron a otros Estados miembros y el resto a países terceros.
De esta forma nuestro país se sitúa como el quinto exportador
intracomunitario, después de Dinamarca (99.157 toneladas), Bélgica
(102.607 toneladas), Francia (123.006 toneladas) y del exportador más
importante con 335.772 toneladas vendidas, Países Bajos. Sin embargo,
según estimaciones de los avicultores comunitarios, este año
los Países Bajos perderán entre el 30 y el 40 por ciento de su
producción de huevos por culpa de la influenza aviar
(en 2002 produjo
9,5 millones de unidades) que acabó con millones de aves en este país,
que ha sufrido brotes de esta enfermedad hasta mayo.

En España la tendencia es justamente la contraria, ya que el número
de ponedoras contabilizadas en julio se elevó a los 45,7 millones de
aves, el 7,3 por ciento más que en el mismo mes del año pasado.
Las expectativas de producción españolas para este año
se sitúan en los 11,8 millones de unidades, el 4,2 por ciento de crecimiento
con respecto a 2002.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario