Comparte

Resumen Conferencia impartida por Serafín García Freire, Consultor Veterinario, en el marco de las Jornadas Profesionales de Avicultura 2013 el miércoles 29 de mayo en la Facultad de Veterinaria de León a las 11:00

La continua mejora genética, año tras año, nos proporciona aves con mayores crecimientos, pero también con mayor sensibilidad al estrés térmico. Las aves adultas actuales pueden padecer estrés térmico, dependiendo de su estado de desarrollo y de la humedad ambiental, incluso con 25º C.

El exceso de calor supone un daño económico enorme para avicultores y empresas avícolas. El daño económico es “visible” cuando hay un golpe de calor y se produce una alta mortalidad; pero para cuantificar en su justa medida sus consecuencias debemos de valorar, además, la disminución de los parámetros productivos cuando las aves están en estrés térmico ligero.

Por fortuna, disponemos de herramientas muy eficaces en la lucha contra el calor, la mayoría de ellas complementarias, es decir que se pueden utilizar de forma simultánea, y de este modo sumar sus efectos beneficiosos.

Una herramienta muy útil para reducir la sensación térmica de las aves, es el uso de altas velocidades de aire incidiendo sobre éstas. El único modo de conseguirlo homogéneamente, es mediante una ventilación túnel en la que todo el aire entra por unas compuertas situadas en un extremo de la nave, circula a lo largo de ella – con velocidades hasta 10 veces superiores a las de la ventilación transversal y sale por los extractores situados en el otro extremo. Por las fachadas laterales ni entra ni sale ningún aire.

La gran ventaja de la ventilación túnel es que es la única manera de enfriar las aves cuando la temperatura no es suficientemente elevada como para utilizar el uso de la refrigeración evaporativa. Además, se puede combinar con la refrigeración evaporativa pues cuando el enfriamiento producido por la velocidad de aire no es suficiente se pone en marcha esta, consiguiéndose así la suma de los dos enfriamientos.

Se revisa cómo hacer los cálculos de los equipos necesarios y en los aspectos prácticos del manejo de la ventilación túnel y la refrigeración evaporativa.

El Poultrysimulator.com

Se trata de una herramienta didáctica, que ayuda a mejorar el manejo ambiental y el control de la ventilación de las granjas avícolas. Mediante cálculos científicos, permite simular el comportamiento medioambiental de una nave avícola y sus consecuencias en los resultados productivos. De esta forma se puede determinar la gestión ambiental más eficiente y al mínimo coste, en cada momento de la crianza.

Poultrysimulator.com permite cuantificar:

1) Los equipamientos necesarios en una nave avícola (por ejemplo, el número de ventiladores y entradas de aire, la super- ficie de panel evaporativo, número de calefactores, etc.).

2) El caudal de ventilación óptimo recomendado en cada momento
3) La sensación térmica percibida por el ave y las condiciones ambientales resultantes en el interior de la nave (temperatura, humedad, velocidad de aire), dependiendo del caudal de ventilación elegido.

4) Los datos productivos de la manada (consumo de pienso, crecimiento y conversión alimenticia) y el coste diario en calefacción y electricidad, todos ello a las temperaturas elegidas por el usuario.

5) La pérdida de beneficios cuando las condiciones ambientales y de temperatura no son las idóneas.

Etiquetas:


Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario