Comparte

L. Mejía y col.

Poultry Sci., 89: 386-392. 2010

 

Dada la preocupación actual para evitar el sufrimiento de las gallinas cuando se las somete a un programa de muda basado en el ayuno, en los últimos años se han planteado diversos métodos para lograr el mismo efecto pero sin necesidad de acudir a éste.

Entre estos métodos, los basados en el suministro de alfalfa, segundas de trigo, harina de algodón o una combinación de estos productos han tenido éxito. También lo han tenido el suministro de maíz ó de DDGS con el mismo fin, aunque cuando se han dado ad libitum, razón por la cual nos planteamos realizar una prueba en la que estos dos últimos productos se repartiesen de forma restringida.

La experiencia se realizó sobre una manada de gallinas Leghorn Hy-Line W-36 de 69 semanas de edad, recibiendo en el momento de iniciarla un fotoperíodo de 17 h. Repartidas en 7 grupos, estos fueron alimentados o bien con una dieta M/CS a partes iguales, suministrada ad libitum, o bien con una dieta a base de maíz, u otra a base de DDGS, pero en estos casos limitando su consumo a 36, 45 ó 54 g/d. Esto se intentó aplicarlo durante 28 días, pero al cabo de 19 días, habiéndose observado que las pérdidas de peso de las gallinas recibiendo los DDGS eran mayores de lo previsto, se les anticipó el suministró de la ración de post-puesta que las restantes aves iban a recibir al cabo de 9 días.

En la tabla 1 se exponen los datos básicos de las raciones experimentales.

Al iniciarse el programa de muda se redujo el fotoperíodo a 10 h. Al cabo de 21 d se aumentó hasta 12 h y al cabo de 7 días hasta 13 h. Posteriormente se fue aumentando semanalmente en 30 min hasta llegar nuevamente a 17 h.

 

Resultados

Se exponen resumidos en la tabla 2.

Como puede verse, con las raciones a base de maíz las pérdidas de peso de las gallinas fueron significativamente menores al aumentar el suministro diario a 45 g ó más, mientras que en todos los restantes grupos fueron muy parecidas.

La producción de huevos fue muy similar en todos los grupos, destacando las de aquellos recibiendo los DDGS por ser más elevada que la de los que recibían las raciones con maíz.

Con mínimas diferencias entre grupos en cuanto a los restantes parámetros mostrados en la tabla

precedente, e incluso en la masa de huevos por gallina, podemos resumir estos resultados diciendo que el suministro, en régimen de restricción, de unas dietas basadas en el maíz o en DDGS resuelta tan eficaz para forzar la muda de las gallinas como una típica ración de maíz y cascarilla de soja de baja energía.

 

Tabla 1. Composición y análisis de las raciones experimentales

Tipo de ración M/CS Maíz DDGS Post-muda

 

Composición (%):

Maíz 47,1 93,7 – 68,7

Cascarilla de soja 47,1 – – –

Harina de soja – – – 18,4

DGS – – 94,5 –

Carbonato cálcico 4,1 4,7 4,8 8,5

 

Análisis calculado:

Proteína bruta, % 9,2 7,9 25,9 16,0

Energía Met., Kcal/kg 1.894 3.140 2.927 2.865

Calcio, % 2,0 2,0 2,0 3,8

Fósforo inorg., % 0,25 0,25 0,37 0,45

 

Tabla 2. Efectos de forzar la muda de las gallinas mediante raciones a base de maíz ó DDGS (*)

Tratamientos (#) M/CS M/36 M/45 M/54 DDGS/36 DDGS/45 DDGS/54

Período hasta 28 d:

Pérdida de peso, % (&) 20,6 a 22,6 a 16,6 b 13,9 b 23,1 a 22,7 a 22,8 a

Ingesta de pienso, g 69,9 a 36,1 d 45,0 c 53,6 b 48,7 c 53,5 b 56,9 b

Puesta gallina/día, % 15 bcd 14 cd 17 ab 19 a 13 d 15 cd 16 bc

De 5 a 43 semanas:

Puesta gallina/día, % 70 ab 68 b 68 b 68 b 71 ab 73 a 71 ab

De 40 a 43 semanas:

Peso del huevo, g 66,6 a 66,9 a 66,4 a 64,4 b 66,0 a 66,0 a 65,8 ab

Ingesta de pienso, g/d 98 101 100 99 98 102 99

Índice conversión x kg 2,203 a 2,445 b 2,415 ab 2,336 ab 2,193 a 2,227 ab 2,207 ab

Grav. específica huevo 1,0774 1,0783 1,0777 1,0780 1,0786 1,0783 1,0785

 

(*) Las cifras de la misma línea seguidas de una letra distinta son significativamente diferentes (P < 0,05)

(#) M/36, M/45 y M/54 representan la cantidad del pienso con maíz repartido a diario a las aves. DDGS/36, DDGS/45 y DDGS/54 lo mismo, pero con esta materia.

(&) En los grupos DGS la pérdida de peso se contabilizó a los 19 días.

Etiquetas:


Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario