Comparte

El pasado 16 de diciembre, surgió la alarma en Francia al observarse una
gran mortalidad en una explotación avícola en la región de
Haute Marne.
La granja, que tenía 7.500 pollos, registró 4.000 animales muertos.

———————————————–

El pasado 16 de diciembre, surgió la alarma en Francia al observarse una gran mortalidad en una explotación avícola en la región de Haute Marne.
La granja, que tenía 7.500 pollos, registró 4.000 animales muertos.
Lógicamente, se sospechó que podrían haber sido infectados por el virus de la influenza aviar.
Sin embargo, los resultados de los análisis preliminares del posible foco de influenza han sido negativos.
El laboratorio encargado del estudio continúa realizando todas las pruebas necesarias para poder descartar otras posibles infecciones virales.
En términos generales, se cree que la causa de la muerte de las aves se debe a un accidente en la ventilación, lo que podría haber provocado unas temperaturas excesivamente elevadas, y, en consecuencia, el ahogamiento de las aves.

Etiquetas:


Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario