Comparte

La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA)
y la Plataforma Avícola Estatal (PAE) anunciaron el pasado viernes
17
el final de la huelga de productores de pollo integrados -que ha mantenido
cerradas parte de las granjas de pollos durante un mes- gracias al inicio, esta
semana, de las conversaciones con la industria.
El seguimiento de la huelga ha sido muy desigual, así mientras
que en algunas comunidades como Cataluña (que representa un 30% del total
de pollos producidos en España) ha sido nulo, y en Valencia y Aragón
ha sido muy bajo, en otras Comunidades como Andalucía, Galicia o Extremadura
si ha tenido un importante seguimiento
———————————————–

La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA)
y la Plataforma Avícola Estatal (PAE) anunciaron el pasado viernes
17
el final de la huelga de productores de pollo integrados -que ha mantenido
cerradas parte de las granjas de pollos durante un mes- gracias al inicio, esta
semana, de las conversaciones con la industria.
El seguimiento de la huelga ha sido muy desigual, así mientras
que en algunas comunidades como Cataluña (que representa un 30% del total
de pollos producidos en España) ha sido nulo, y en Valencia y Aragón
ha sido muy bajo, en otras Comunidades como Andalucía, Galicia o Extremadura
si ha tenido un importante seguimiento.

El mercado no ha quedado desabastecido de carne de pollo en ningún momento.
Este diferente efecto de la huelga ha sido debido en parte a que la huelga no
fue respaldada por todas las organizaciones agrarias y al hecho de que muchos
criadores de pollo no pertenecen a sindicato alguno

El secretario general de UPA, Fernando Moraleda, fue el encargado de dar este
anuncio en una conferencia de prensa en Madrid, en la que apareció con
dos productores enmascarados, máscaras de las que se desprendieron durante
el acto. Moraleda justificó este «enmascaramiento» como símbolo
del ocultamiento al que dice que se han tenido que someter algunos criadores
durante la huelga para evitar represalias, Moraleda aseguró que «este
principio de acuerdo no es excluyente» e hizo un llamamiento para que participen
el resto de organizaciones agrarias, «tengan más o menos representatividad
y aunque no se hayan sumado a la huelga», ya que «hemos abierto un
camino pero no queremos recorrerlo solos».

Reconoció que esta huelga ha sido «muy cara» puesto que ha
provocado pérdidas que la UPA estima en 37 millones de euros y se han
dejado de criar en granja unos 47 millones de pollos. Explicó que durante
esta semana los productores integrados y la industria han vuelto a hablar de
la determinación de calidades de piensos y de pollitos -punto del contrato
tipo que permanecía bloqueado- y del porcentaje admitido de mortandad
de pollitos en granja.

Destacó la receptividad del Ministerio de Agricultura (MAPA)
para participar en estas negociaciones, aunque recordó que este Departamento
está vinculado con el sector porque también fue uno de los firmantes
del Acuerdo Marco, además de productores e industria, el pasado 27 de
marzo.

En este Acuerdo se recogía la elaboración de un estudio del sector,
el Estatuto Sectorial, que ya tiene texto definitivo y sólo está
a la espera de ser publicado en el Boletín Oficial del Estado ;BOE),
y el contrato homologado, cuya revisión en su quinto borrador acaba de
comenzar con el inicio de las negociaciones.

Por su parte, el presidente de la industria, la Asociación Nacional
de Productores de Pollos (ANPP), Federico Félix, valoró, el fin
de la huelga y confió en que en los próximos días se pueda
llegar a un acuerdo definitivo.

Consultado el director de la Federación
Avícola Catalana
, Josep Maria Marsal, sobre la huelga indicó
que en la situación actual de globalización de todos los mercados
agropecuarios los retos más importantes a los que tendrá que enfrentarse
el productor son las nuevas medidas legislativas sobre alimentación
y bienestar animal
, una bioseguridad cada vez más importante
y, el mayor problema, el hecho que la avicultura española y europea tendrá
que esforzarse y mucho para poder competir en precios con las crecientes importaciones
de carne de pollo de países no comunitarios.
Para Marsal estos son los retos realmente importantes, siendo prácticamente
imposible para ninguna integradora poder asegurar estabilidad en los precios
antes un entorno de mercados tan cambiante como el actual bajo el riesgo de
que contratos demasiado encorsetados acabasen llevando a la quiebra a las empresas
que los suscriban.

Etiquetas:

Empresas mencionadas en esta noticia

{{company.logoTitle}}
  • FEDERACIÓ AVÍCOLA CATALANA

  • Via Laietana, 36, pral., 3ª
  • BARCELONA
  • Barcelona (España)

PUBLICIDAD

Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario