Comparte

Foto: Montxo AGGranja Legaria apuesta por la reutilización y gestión medioambiental de sus residuos avícolas. Si bien ya hacía tiempo que gestionaba la gallinaza producida en sus granjas  –a la que sometía a un secado natural y que almacenaba en una nave estanca-, ahora ha dado un paso más y construirá un pabellón donde llevará a cabo un proceso mucho más elaborado. En las nuevas instalaciones, que construirá a lo largo de 2015 con un presupuesto de 1,1 millones de euros, transformará este abono resultante presentado de una manera más comercial, como fertilizante orgánico en forma de pellets deshidratados o algún formato parecido, y así poder venderlos en mercados especializados (jardinería, viñedo, olivar, etc).

Hasta el momento la productora de huevos, la mayor de Navarra con 300.000 ponedoras, conseguirá con esta inversión añadir una nueva actividad económica a la empresa; no en vano genera una producción importante de residuos de gallinaza: unos 36.000 kilos diarios.

Etiquetas:


Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario