Comparte

La cunicultura, una de las actividades ganaderas que más ha visto elevados
sus costes de producción por el encarecimiento de lass materias primas, por
fin verá compensada fiscalmente esta subida, ya que se reducirá su Índice de
Rendimiento Neto (IRI), el cual calcula lo que deben pagar a Hacienda.
———————————————–

Las actividades agrícolas y ganaderas españolas, que son las
que más han visto elevados sus costes de producción por el encarecimiento
de sus materias primas, por fin verán compensada fiscalmente esta subida,
ya que se reducirá su Índice de Rendimiento Neto (IRI), el cual
calcula lo que deben pagar a Hacienda.

Así lo establece la Orden
Ministerial
que entró en vigor el 1 de diciembre de 2008 y que desarrolla
para el año 2008 el método de estimación objetiva del Impuesto
sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) y el régimen especial
simplificado del Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA), más conocido
como orden de módulos.

El sistema de cálculo de la tributación por módulos se
basa en la multiplicación de los ingresos percibidos por un Índice
de Rendimiento Neto (IRI). Hasta el momento este índice se había
mantenido congelado, lo conllevaba un grave prejuicio a los productores, agravado
últimamente por la especial elevación de los costes de producción
derivada, entre otros motivos, de la crisis de los cereales. Es por este motivo
que el gobierno por fin se ha decidido a actualizar estos índices a la
baja.

Las actividades agrícolas y ganaderas que se beneficiarán de esta
Orden son las que se dedican al ovino y caprino de carne, vacuno de leche, porcino
de cría y cunicultura, remolacha, cítricos y tomate para transformación.

La norma, que se publicó en el BOE del 30 de noviembre de 2007, permite
que a partir del día 1 de diciembre, y durante todo el mes, se pueda
renunciar a los regímenes anteriores o revocarlos.

EFE

Etiquetas:


Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario