Un informe publicado recientemente revela, tras un estudio de 136 muestras de diferentes carnes, que la culpa recae probablemente en las granjas industriales con densidades elevadas de animales y donde los alimentos animales contienen sistemáticamente pequeñas dosis de antibióticos
———————————————–
Recientemente se ha publicado un informe en una revista de Estados Unidos que ha producido cierto revuelo en la opinión pública. En este estudio se procedió a muestrear 136 muestras de diferentes carnes -vacuno, pollo, cerdo y pavo- procedentes de diferentes tiendas de comestibles americanas y se procedieron a analizarlas buscando crecimiento de estafilococos, en concreto Staphylococcus aureus, encontrándose la presencia de la bacteria en el 47% de las muestras tomadas dentro de la carne, no en la superficie, por lo que els autores descartan que sea debido a la manipulación de esta. De este 47% de las muestras positivas, el 52% de ellas presentan cepas altamente resistentes del estafilococo -más de tres resistencias a antibióticos-.

El informe define que la culpa recae probablemente en las granjas industriales con densidades elevadas de animales y donde los alimentos animales contienen sistemáticamente pequeñas dosis de de antibióticos. En el estudio no evalúan los riesgos de las cepas encontradas ni tan solo si son las mismas que afectan a humanos pero si que concluye con un ahora necesitamos determinar que significa esto es términos de la salud para el consumidor.

Sí encontramos en una pequeña anotación que sometiendo la carne a una sencilla cocción la bacteria quedaba destruida, pero los riesgos radican en la manipulacion de la carne cruda y la costumbre de ingerir carne demasiado jugosa -o cruda para ser exactos-.

Más de dos millones de personas se infectan en los Estados Unidos anualmente con bacterias contaminantes de la carne -fundamentalmente salmonella, escherichia coli, campylobacter y enterococcus- habiendo varios cientos de muertos al año debido a ellos generalmente debido a estados inmunodeficitarios graves de los pacientes.

Consultar más información.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario