El Ministerio de Agricultura de Holanda prohibió
comercializar en su mercado la nicotina líquida para combatir el parásito
del piojo en la cría de pollos, según publica el último
boletín «Noticias del Exterior»
del Ministerio de Agricultura
(MAPA).


Destaca que el Servicio General de Inspección (AID) del
Ministerio de Agricultura de Holanda requisó, a principios de marzo pasado,
una partida de 100 litros de nicotina líquida cuando un avicultor la recogía
de una empresa de desinfección del sur de ese país.

Agregó
que el AID sospecha que se trata de una gran empresa importadora de nicotina,
pues sus libros de registro evidenciaron la importación, procedente de
Oriente Medio, de miles de litros de esta sustancia venenosa.

Se conoce
también que hay otras cinco empresas más en la misma zona sospechosas
de estar implicadas en el comercio de nicotina, entre ellas tres explotaciones
avícolas que, al parecer, han admitido expresamente haber hecho uso de
la misma.

El AID está tratando de determinar el alcance del uso
ilegal de nicotina y de sus efectos medioambientales y, especialmente, de sus
repercusiones sobre la sanidad y seguridad alimentaria, teniendo en cuenta que
la nicotina se evapora rápidamente y puede representar un grave riesgo
para la gente que haya estado en contacto con ella.

En cuanto a los efectos
secundarios para los pollos todavía no se conocen, así como tampoco
está claro de qué forma el uso de la nicotina afecta a la carne
y huevos que se venden a los consumidores en los supermercados


Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario