Ous Roig es uno de los siete grandes productores del mercado español.

La firma venderá este año 22 millones de docenas de huevos y
facturará 21,6 millones de euros
———————————————–

Un huevo no es sólo un huevo», espeta convencido Agustí
Roig, fundador y director general de uno de los siete grandes productores
de huevos de España
. Bajo este pretexto, casi a modo de dogma de
fe, Ous Roig, que prevé
comercializar este año 22 millones de docenas de huevos, inició
hace más de dos décadas su particular carrera de fondo para «otorgarle
un valor añadido al huevo y ponerle marca, fuimos pioneros en todo el
mundo», recuerda Roig.

La compañía tortosina, aún 100% familiar, ha logrado hacerse
con una nada despreciable cuota de mercado (vende el 6% de los huevos que se
consumen en España), sobre todo si se tiene en cuenta que la empresa
líder no copa más del 8%.

Ous Roig, con más de un millón de gallinas ponedoras, ha buscado
en la calidad su hecho diferencial y ha optado por vender con un precio que
está sensiblemente por encima de la media. En 1983, la empresa realizó
un estudio de mercado para determinar «qué estaban dispuestos a
pagar de más los consumidores por una docena de huevos de calidad».
Tras aquella consulta popular, Ous Roig empezó a vender su producto 12
pesetas por encima del precio medio de mercado e inició un crecimiento
que aún no conoce su fin; si entonces comercializaba mensualmente 170.000
docenas, este año ha puesto en el mercado cada mes dos millones de docenas,
básicamente en las grandes líneas de distribución, como
Caprabo, uno de sus principales clientes.

La calidad que pregona Ous Roig, plasmada en su eslogan («El
sabor d´abans
«),se fundamenta, aseguran, en la dieta de sus gallinas.
Agustí Roig, nacido en una familia de tradición agrícola,
destaca que siempre han producido su propio pienso, en el que «nunca puede
faltar el maíz, porque los huevos Roig pueden costar el doble, pero tienen
el doble de vitaminas». La firma batalla exclusivamente en el mercado nacional,
hace ya tiempo que renunció a las exportaciones, donde siete grandes
productores se reparten una cuota de mercado que ronda el 40%. El resto de los
huevos se comercializa a granel, sin marca. «Muchos huevos siguen siendo
sólo eso, un huevo, pero yo defiendo que además es calidad y salud»,
destaca Roig.

A pesar de todo, Ous Roig, que emplea hoy a 125 personas, también ha
tenido que hacer algunas concesiones al mercado y producir huevos para las denominadas
marcas blancas de las grandes superficies comerciales. «Ojalá que
pudiéramos estar en todos los lineales de los supermercados con nuestra
marca», apostilla el director general.

La compañía, que hace más de tres décadas tenía
sólo un empleado y 10.000 gallinas ponedoras, prevé facturar este
año unos 21,6 millones de euros, más del doble que diez años
atrás. La empresa, con sede en Tortosa pero con granjas también
en Castellón, acaba de inaugurar una nueva factoría para producir
exclusivamente sus piensos y ha realizado una inversión global este año
de unos seis millones de euros.

La Vanguardia [29-Nov-2004]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario