Comparte

Huevos falsos a partir de vegetales

La propuesta de la diseñadora Annie Larkins, presentada durante la Semana del Diseño Holandés, en Eindhoven, no solo se muestra como una alternativa alimenticia, sino también el diseño al jugar con sus formas y posibilidades. Larkins usa el diseño para crear nuevas formas que pudiesen mejorar un huevo sin depender de la capacidad biológica de la gallina y aprovechando la tecnología actual. El resultado es un alimento que puede ser alargado, redondo o en forma de cubo, que mantiene una «clara» y una «yema» cubiertas por una «cáscara». Y afirma que mantiene características nutricionales y sabor similares a las de un huevo, con la ventaja de que no necesitaría una gallina para obtenerlo.

Para fabricar estos utiliza sal de Kala Namak, que nace de una roca cocida en horno utilizado en el sur de Asia, e imita el sabor «azufrado» del huevo. También un alginato – que se encuentra en las paredes de las algas marrones – , para crear una forma parecida a la yema, que incluso puede explotar como si fuera real.
La mezcla está cubierta por una membrana que mantiene todo unido. La cáscara es lo más complicado de hacer, a partir de una cera derretida a base de plantas, donde se sumerge el «huevo» varias veces para crear varias capas y obtener una textura parecida a la cáscara. Probó también con cáscaras reales derretidas para formar una nueva mezcla que recubra su «huevo sin gallina».
Larkins no busca crear un producto comercial sino abrir el debate y ofrecer posibilidades ante el creciente problema de la falta de alimento y el aumento en la tasa de población.

En la foto, una de las múltiples formas del huevo presentado por la diseñadora Annie Larkins:

 

Etiquetas:


Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario