Hungría
ha notificado la detección del primer brote de gripe aviar en una granja,
en concreto en una explotación de gansos, al sur del país, según
informó la Comisión
Europea (CE)
, en un comunicado.
Se trata de un caso del virus H5, pero
aún no se ha confirmado si pertenece a la variante H5N1, la más
dañina, que se transmite al hombre y que ha provocado 128 muertos en todo
el mundo.
———————————————–

El brote se ha encontrado en una granja de gansos en Bács-Kiskun,
al sur del país, y los test realizados hasta ahora «solamente han
demostrado que es de una cepa H5 altamente patógena», según
el comunicado.
Las muestras se enviarán al laboratorio de referencia
comunitario de Weybridge (Reino Unido) para que compruebe si se trata del virus
H5N1. Si se confirma, Hungría sería el quinto país de la
UE con casos de gripe aviar en una explotación doméstica.
La
explotación húngara donde se ha encontrado el foco estaba en un
condado donde se habían detectado casos de H5N1 en aves silvestres, a principios
de año.
Aunque se habían levantado las medidas que se aplicaban
en reacción a los casos en aves silvestres húngaras, «se mantuvo
un alto nivel de vigilancia en la zona, que permitió la detección
rápida del brote de gripe aviar en gansos domésticos», según
el comunicado.
Las autoridades húngaras están aplicando las medidas
necesarias de control exigidas por la UE, según la misma fuente.
Asimismo,
el Comité
Permanente de la Cadena Alimentaria
(formado por expertos de los Veinticinco)
aprobó hoy una decisión confirmando las actuaciones del gobierno
húngaro, en el marco de una reunión de jefes veterinarios.
Los
2.300 gansos de la explotación donde se registró el brote han sido
sacrificados de inmediato, al igual que todas las aves de granja a un radio de
1 kilómetro en torno al lugar donde se registró el foco.
Se ha
establecido una zona de protección, a 3 kilómetros a la redonda,
y otra «de vigilancia» a 10 kilómetros en torno al foco.
Los
condados de Bács-Kiskun y Csongrád se delimitarán como zona
«tampón» para separar los brotes de la zona del país no
afectada por la gripe aviar, con el fin de evitar su propagación y tranquilizar
a consumidores o productores.
En la zona de protección, las aves deben
permanecer encerradas, se prohíbe el movimiento de animales, excepto para
el matadero, y tampoco se puede vender carne excepto si los productos han sido
sometidos a los controles estrictos que establece la legislación de la
UE.
En las áreas de protección y vigilancia se prohíbe
la caza y se efectúan campañas de concienciación dirigidas
a los avicultores y a sus familias.
Si se confirma que el brote es del virus
H5N1, Hungría sería el quinto país comunitario con explotaciones
domésticas afectadas por la gripe aviar (junto con Francia, Suecia, Alemania
y Dinamarca).
Además, hasta la fecha, 13 países de la UE han
detectado el H5N1 en aves silvestres.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario