Comparte

El veterinario general de Hungría, Miklós Süth, ha comunicado que los primeros análisis «hacen muy probable» la presencia de influenza aviar en un foco hallado el lunes, cerca del confirmado esta semana, por lo que se sacrificaron más de 9.500 aves de corral de forma preventiva.
———————————————–
El veterinario general de Hungría, Miklós Süth, ha comunicado
que los primeros análisis "hacen muy probable" la presencia
de influenza aviar en un foco hallado el lunes, cerca del confirmado esta semana,
por lo que se sacrificaron más de 9.500 aves de corral de forma preventiva.
Süth explicó que, después de haberse registrado la muerte
de varias aves de corral en Derekegyháza, en el sur de Hungría,
las autoridades han establecido las zonas de protección y de vigilancia
pertinentes, de radios de 3 y 10 kilómetros, respectivamente, según
recoge la prensa local.
El veterinario agrega que en la zona de vigilancia se analizarán todas
las aves de corral y, a pesar de que el proceso no ha finalizado, ha adelantado
que hasta el momento no han encontrado nuevos casos sospechosos.
La Unión Europea (UE) ha aceptado las medidas tomadas en Hungría
para frenar el virus H5N1, por lo que "los países de la Unión
no pueden imposibilitar la importación de aves de corral", según
añadió la portavoz del gobierno magiar, Emese Denks, aludiendo
que Rumania consideró frenar las importaciones.
El director general adjunto de la Organización Internacional de Salud
Animal (OIE), Jean-Luc Angot, informó ayer que el virus de la influenza
aviar detectado en granjas en Hungría en los últimos días
es idéntico al que contaminó a Europa el año pasado.
El año pasado, Hungría sacrificó varios cientos de miles
de aves de corral por la presencia de la cepa H5N1 en 64 aves silvestres infectadas
en el territorio del país, en su gran mayoría cisnes.
EFEAGRO

Etiquetas:


Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario