Comparte

Tras varios cambios en el capital, Induovo pasó a manos de Joan Costa y empezó a crecer casi sin control Induovo, empresa líder en la comercialización de productos alimenticios derivados del huevo, ha presentado concurso de acreedores en Barcelona con deudas superiores a los 20 millones de euros. La solicitud de insolvencia ha caído en el juzgado mercantil n. º 8 de Barcelona. Nadie de la compañía, controlada por Joan Costa Bricha, quiso comentar ayer las causas del concurso ni si apuesta por la continuidad o el cierre.

F u e n t e s del sector com e n t a r o n que en los últimos meses la empresa había comprado más huevos de lo normal y que había pagado, en general, un sobreprecio sobre la media del sector.

«Hace tiempo que las cosas no les debían de ir bien porque pagaban a 150 días», aseguró un productor.

Con sede en Sant Andreu de la Barca (Barcelona), Induovo tiene sus orígenes en 1942, en un negocio iniciado por la familia Corbella. Entre el 2000 y el 2004, el fondo de capital 3i contó con el 45% de las acciones, junto con los descendientes de los fundadores. Luego, el fondo salió de la empresa, que pasó a manos de la patrimonial Serveis Integrals Immobiliaris Rocacorba, propiedad de Costa Bricha, que se quedó como único accionista tras la marcha de la familia Corbella. Costa, con negocios en Girona, aparece en el Registro Mercantil como administrador único de la empresa de intermediación de compraventa de pisos Alfi Gestió Immobiliària.

Induovo, productor de huevo líquido y en polvo, ha crecido mucho en los últimos años tras potenciar su planta de Sant Andreu con una inversión de cinco millones de euros en el 2006. En el 2007, último ejercicio del que constan sus cifras, la facturación se situó en los 41 millones de euros, un
37% más que el año anterior.

A principios de esta década, las ventas apenas superaban los 10 millones.
Este crecimiento posicionó a la empresa como la líder del sector, con una producción de más de 30.000 toneladas métricas hace dos años y una cuota de mercado importante si se tiene en cuenta que el conjunto del sector en España rondaba los 100.000 millones de toneladas anuales.

Pero tanto la dirección como los accionistas de la empresa querían más. El pasado junio, Induovo compró el 64% de Ovo Foods, una empresa asturiana que proyectaba la inversión de 20 millones de euros en la construcción de una fábrica de ovoproductos en Mieres (Asturias). Tras meses de obras, la fábrica
aún no está en marcha, y el grifo crediticio está cerrado.
El año pasado, Induovo entró también en el capital de la empresa que tiene el matadero de L´Agudana, en Lleida, y que estaba a punto de cerrar.

Diario LA VANGUARDIA (17-ene-2009)

[wbcr_php_snippet id="90268"]
Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario