El hallazgo
ha tenido lugar en unas palomas procedentes de Canadá, aunque el subtipo
de virus aislado contiene la proteína H7, lo que en principio descartaría
peligro de transmisión al hombre.
———————————————–

El primer ministro australiano,
John Howard, ha pedio calma a la población y ha asegurado que se están
tomando todas las medidas preventivas posibles.

El cargamento de 102 palomas
pasó directamente a una cuarentena preventiva al entrar en Australia y
fue entonces cuando se comprobó que tres aves tenían dichos anticuerpos,
que no el virus propiamente dicho; a parte, otras cuatro llevaban los de la enfermedad
de Newcastle.

Cabe recordar que Canadá sufrió algunos brotes
de influenza con el subtipo H7 a principios del año pasado, por lo que
se supone que no se ha aplicado correctamente la cuarentena que sería deseable.
La Agencia de Inspección
de Alimentos de Canadá
ha explicado que, dado que su país está
declarado libre del virus H7 desde mayo del 2004, su organización no obliga
a realizar el examen particular para los animales que se exportan.

Estas
declaraciones se hacen públicas en vísperas de la celebración
de una conferencia que se desarrollará en la ciudad de Brisbane -Australia-
a la que asistirán expertos de todos los países miembros del foro
de cooperación Económica
Asia-Pacífico -APEC-.




Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario