Las autoridades chinas han puesto en marcha un amplio plan de vigilancia y estrictas medidas para prevenir el contagio del virus de la gripe aviar desde Vietnam, país con el que comparte una larga frontera.
———————————————–

Las autoridades chinas han puesto en marcha un amplio plan de vigilancia y
estrictas medidas para prevenir el contagio del virus de la gripe aviar desde
Vietnam, país con el que comparte una larga frontera, informó
el pasado día 25 la prensa oficial. Todas las personas que lleguen a
China desde Vietnam deberán rellenar un formulario con los detalles de
su estado de salud, y serán puestos en cuarentena si presentan síntomas
similares a los de la gripe aviar, como fiebre, tos y dolor muscular, informaron
las autoridades.
La región autónoma de Guangxi Zhuang, con 300 kilómetros
de frontera con Vietnam, y también la provincia de Yunnan se encuentran
en estado de vigilancia, y han designado hospitales especiales para los enfermos,
en caso de detectarse alguno.Todos los visitantes que quieran entrar a la región
deberán pasar un test de salud y dejar que se tome su temperatura, y
se prohibirá el acceso a cualquiera con fiebre u otros síntomas
gripales, recoge el diario «China Daily».

También los vehículos que atraviesen la frontera serán
inspeccionados y esterilizados, unas medidas que recuerdan a las adoptadas por
China cuando la epidemia del Síndrome Respiratorio Agudo y Grave (SRAG),
el año pasado.

Quienes inicien su viaje a Vietnam recibirán de la administración
toda la información disponible, así como recomendaciones básicas
de no acercarse a zonas ontaminadas o a lugares donde haya grandes concentraciones
de pollos vivos, ni comer carne cruda o poco cocinada.
Además, Pekín recomendó a los viajeros solicitar ayuda
médica al menor asomo de síntomas gripales, y sugirió el
uso de mascarillas cuando se maten pollos, así como distancia prudencial
de aquellas personas que pudieran estar infectadas. China anunció también
que mantendrá estrictos controles y vigilancia en las granjas de pollos
y cerdos de todo el país, aunque señaló que no se ha encontrado
ningún caso positivo tras uno único aislado en la provincia de
Anhui en julio.
El virus que causa la enfermedad afecta principalmente a las gallinas produciendo
el enrojecimiento de los ojos y la descomposición del hígado,
lo que conduce a la muerte del animal, pero algunas cepas como la H5N1 se han
revelado peligrosas también para los seres humanos, y se ha descubierto
su presencia en cerdos, el año pasado.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario