La llegada del frío ha puesto en alerta a las autoridades chinas contra
un eventual brote de gripe aviar, después de que esta enfermedad letal
se cobrara su décima víctima humana en Tailandia.
———————————————–

El Ministerio chino de Agricultura editó una circular para reforzar las
medidas preventivas contra la gripe aviar durante el otoño y el invierno
que obliga a inmunizar a todas las aves en las zonas afectadas, según la
agencia oficial Xinhua.

"Los trabajos de esterilización deben realizarse con extrema precaución
para eliminar cualquier posibilidad de contagio", señala una circular.

Las granjas, mataderos, mercados, transportes y depósitos frigoríficos
deben ser desinfectados y la inmunización estricta en las zonas clave,
además de poner en cuarentena a las aves afectadas antes de su sacrificio.

La alerta responde a que el otoño y el invierno son los periodos de migración
de las aves, una de las razones a las que el Gobierno recurre para explicar el
brote de gripe aviar que afectó a China a principios de este año.

"Diversas áreas del país deben entender la actual situación
e incrementar su sentido de la responsabilidad para prevenir este virus gripal
altamente patogénico", agrega.

Las autoridades chinas adelantaron la campaña de vacunación contra
la gripe en Pekín, prevista para noviembre, a mediados de septiembre por
temor a que el virus letal H5N1 de la gripe del pollo que afecta al sur de Asia
precipite una epidemia en China.

En agosto, científicos chinos reconocieron que habían hallado dos
muestras de virus H5N1 en cerdos, lo que representaría un gran peligro
para la salud humana según la Organización
Mundial de la Salud
(OMS), ya que es la cepa ideal para que este virus se
combine con el de la gripe humana.

Ayer mismo la OMS expresó su preocupación por una posible mutación
del virus tras la muerte de la última víctima, que podría
haber sido contagiada por otro miembro de su familia, lo que significaría
el primer caso de contagio entre humanos.

La gripe aviar afectó a principios de 2004 a miles de aves en Camboya,
Canadá, China, EEUU, Pakistán, Indonesia, Japón, Laos, Corea
del Sur y Taiwán; mientras que en Tailandia y Vietnam se ha cobrado la
vida de 20 y 10 personas, respectivamente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario