Comparte

influenzaaviarUna granja de reproductoras de carne de la provincia de Lérida ha tenido que sacrificar más de 12.000 aves tras la detección de un foco de influenza aviar de baja patogenicidad, con 133 aves muertas y 2.000 afectadas. El 16 de mayo el Laboratorio Central de Veterinaria de Algete confirmó que se trataba de un virus influenza A, subtipo H7N1 y descartó expresamente que se trate de virus aviar de alta patogenicidad H5N1 o del virus pandémico H1N1. El 17 de mayo se confirmó la baja patogenicidad y el mismo día se procedió al sacrificio y destrucción de las aves y de los huevos para incubar producidos desde el inicio de la sospecha.

Se han inmovilizado además los animales sensibles alrededor de la zona infectada, y se están investigando las entradas y salidas de animales de la granja. La explotación está a 2,8 km de la granja más próxima. El origen de la enfermedad es por ahora desconocido y existe una investigación en
marcha.  Tal como ha sucedido en ocasiones anteriores, la UE no restringe los intercambios comerciales de productos fuera de la zona afectada. Algunos países terceros previsiblemente sí lo harán, lo que puede afectar al sector avícola español.

En el año 2009 España notificó por primera vez en su historia un foco de influenza aviar de baja patogenicidad (H5N3), detectado en junio en Navarra, así como, en el mes de octubre, un foco de alta patogenicidad en Guadalajara (H7N7). Recordemos que, con anterioridad a estos dos focos, tan sólo se había producido el aislamiento del virus de alta patogenicidad H5N1 en un ejemplar de Somormujo Lavanco hallado muerto en las proximidades de Vitoria, en julio del año 2006.

El foco de baja patogenicidad H5N3 de Navarra tuvo lugar a finales del mes de junio de 2009 en una explotación de patos de engorde ubicada en el término municipal de Los Arcos (Comunidad Foral de Navarra). Ni en las semanas previas al hallazgo, ni en las posteriores, pudieron apreciarse síntomas clínicos de enfermedad en las aves o muertes de los animales allí albergados. Se trató de un hallazgo aislado, ya que los muestreos realizados en la misma granja y en granjas próximas o vinculadas epidemiológicamente, tanto con anterioridad como con posterioridad a la detección, arrojaron resultados negativos.

Etiquetas:


Comparte

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario