El director para la Región Occidental de la Organización
Mundial de la Salud
(OMS), Shigeru Omi, vaticinó una pandemia y requirió
planes nacionales de contingencia el pasado viernes 26 de noviembre en Bangkok.
———————————————–


El responsable de la epidemia trasnacional será, lo más probable,
un virus nacido de un cruce entre el organismo responsable de la actual epizootia
de gripe avícola que azota el este de Asia y otro de la gripe común
en el hombre.

«No existe una solución única para erradicar
esta enfermedad. La vacuna nos protegerá del mal y reducirá su impacto
individual, pero la vacuna por sí sola no previene un brote. Cada país
necesita tener un plan porqué, como ya he dicho, va a suceder una pandemia»,
destacó Omi, según los medios locales.

El experto de la
OMS apuntó que el estudio de la historia permite comprobar que las pandemias
aparecen de manera cíclica cada dos o tres décadas, periodo que
en la actualidad ya se ha rebasado.

Las declaraciones de Omi se produjeron
en el marco de una conferencia de ministros de Sanidad de la Asociación
de Naciones del Sudeste Asiático
(ASEAN), de China, Corea del Sur y
Japón en Bangkok, auspiciada por la OMS y que cuenta con la participación
de expertos de la Organización
de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación
(FAO) y la
Oficina Internacional de Epizootias (OIE), también conocida como Organización
Mundial de Sanidad Animal.

Esta conferencia de dos días se convocó
para revisar la situación de la denominada «gripe del pollo»
en Asia y coordinar políticas para erradicar la dolencia.

El primer
ministro tailandés, Thaksin Shinawatra, propuso en su discurso el establecimiento
de una red de vigilancia trasnacional, en el que equipos de especialistas dirijan
las acciones contra los diferentes brotes.

Shinawatra manifestó
la necesidad de «juntar fuerzas de manera rigurosa y eficaz» para contener
la actual epizootia y evitar que se produzca la temida mutación que predice
la OMS.

La «gripe del pollo» reapareció en el este de
Asia hace casi un año y en lo que va de 2004 ha matado a 22 personas en
Vietnam y diez más en Tailandia.

Más de cien millones de
aves de corral se han sacrificado en toda la región para tratar de contener
la epidemia, pero los expertos apuntan que se necesitarán dos o tres años
de esfuerzos continuados para erradicar el mal.

Dos compañías
estadounidenses comenzarán a probar en humanos el año próximo
una vacuna contra la «gripe del pollo», anunció la OMS durante
la inauguración de esta conferencia internacional de sanidad.



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario