El Gobierno británico está analizando las medidas de cuarentena en el Reino Unido, tras conocerse que un loro adquirió la variante H5N1 de influenza aviar, transmisible a los humanos, mientras cumplía con un período de aislamiento preventivo.

———————————————–


El loro, que llegó
el pasado 16 de septiembre de Surinam en una remesa con otros 148 loros, pudo
adquirir el H5N1 de unos pájaros de Taiwán que también estaban
en cuarentena en una instalación en Essex, en el sureste de Inglaterra.


La veterinaria asesora del Gobierno, Debby Reynolds, dijo hoy que es probable
que el loro haya adquirido la gripe aviar en el Reino Unido y recomendó
revisar los procedimientos sobre los períodos de aislamiento a los que
se someten las aves que llegan al país.

«El proceso de colocar
los animales juntos es algo que obviamente necesitamos revisar», subrayó
Reynolds, quien, no obstante, recalcó que la cuarentena se cumple en centros
seguros. Según la veterinaria, también se considerará la
posibilidad de cancelar mercados de venta de aves, como medida para evitar una
eventual extensión del virus en el Reino Unido.

«Nuestra hipótesis
de trabajo es que cualquier contagio en los pájaros de Surinam pudo producirse
en el sistema de cuarentena, muy probablemente en la unidad en Essex donde los
pájaros de Surinam compartieron aire con los de Taiwán», declaró
la veterinaria.

Las autoridades británicas han dispuesto más
pruebas de los pájaros que llegaron de Taiwán el pasado 27 de septiembre.
Las pruebas están a cargo de la Agencia de Laboratorios de Weybridge, en
Surrey, sur de Inglaterra, que ya ha confirmado la
presencia de la variante
H5N1 en unas aves en Rumanía.

Todos los pájaros que han
estado en contacto con el loro de Surinam han sido sacrificados, según
fuentes del ministerio
británico de Medio Ambiente, Alimentación y Asuntos Regionales.


Se calcula que unas 2.000 aves están en cuarentena en ocho centros
del Reino Unido. Dado que el loro murió la semana pasada en aislamiento,
el Reino Unido mantiene su estatus de país libre de influenza aviar.


El presidente de la Sociedad de Microbiología General, Hugo Pennington,
insistió en que no hay una amenaza para el público porque todos
los pájaros posiblemente infectados están muertos.

«No
hay peligro para la población porque el virus no ha mutado», añadió
Pennington.

El Gobierno británico está a favor de que Bruselas
prohíba la importación de aves silvestres en toda la Unión
Europea (UE).

El presidente del influyente Sindicato Nacional de Granjeros
(NFU,
siglas en inglés), Tim Bennett, recalcó que es necesaria una mayor
restricción en el movimiento de las aves.

«Debería
detenerse la importación de pájaros vivos en la UE en este preciso
momento», subrayó Bennett.

«Sabemos que el Gobierno busca
el permiso de la Comisión Europea para la prohibición (en la importación)
de todas las aves en Europa, y todos apoyaríamos esto», agregó.


El titular de asuntos externos de la Sociedad Protectora de Animales (RSPCA,
siglas en inglés), David Bowles, se mostró hoy a favor de prohibir
la importación de aves de forma inmediata.

«Hay una situación
rara en este momento, dado que tenemos una prohibición a las importaciones
de países donde hay influenza aviar, pero no de otros países»,
dijo Bowles.

Las autoridades británicas no descartan la posibilidad
de que los granjeros que crían pollos al aire libre lo hagan en instalaciones
cerradas como medida de precaución.

Un equipo de científicos
del Consejo de Investigación Médica del Reino Unido ha viajado al
sudeste asiático para investigar la evolución de la enfermedad en
la zona.



Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario