Debido a la gran cantidad de información en la prensa
mundial de los últimos días, exponemos en pocas líneas la
situación real de la influenza aviar desde el punto de vista de nuestros
expertos científicos.
———————————————–

Ramón Porta, director de Programas del
Centro de Sanidad Avícola de Cataluña y Aragón -CESAC-, indica
que la alarma generada por las autoridades sanitarias mundiales es una barbaridad,
y no es acorde al peligro real de que la influenza mute en un virus que provoque
una pandemia; además, segura, los avances en medicina y profilaxis, gracias
al uso de antibióticos y antivirales, reducirían a cifras de entre
9.000 y 200.000 las personas que podrían morir por este supuesto virus
mutante.

Además, en una entrevista ofrecida por la televisión
autonómica catalana, Porta recordaba a principios de noviembre a los oyentes
que incluso en el supuesto de que la enfermedad llegara a España, debemos
ser conscientes de que no existe riesgo alguno de transmisión por vía
alimentaria, puesto que el cocinado destruye el virus. Este es un punto trascendental,
especialmente si se tiene en cuenta que en algunos países, como Italia,
el consumo de pollo ha descendido entre un 30 y un 40% desde que se iniciara este
boom mediático aterrador. En Hungría, asimismo, el consumo de carne
de ave ha descendido hasta un 15% después de que se registraran en Rumania
y Turquía los brotes mencionados.

En cuanto a la posibilidad de transmisión
de ave a persona, indica que en los países subdesarrollados del sureste
asiático se ha producido siempre por un contacto reiterado e irresponsable
-debido a la falta de medios- con las aves enfermas, conducta que no se ha dado,
por ejemplo, en Japón, cuyas medidas sanitarias y profilácticas
se asemejan a las europeas, lo que ha permitido un control rápido y definitivo
en el país nipón.

Otro experto en influenza, en este caso
del Centro de Investigación en Sanidad Animal, Gustavo Real, afirma que
la expansión está en manos de las aves migratorias, las cuales no
podemos controlar, pero se asombra de la alarma social y de la disminución
del consumo de productos avícolas. Por su parte, el Presidente del Consejo
General de Colegios Veterinarios de España, Juan José Badiola, recomienda
a la Administración hacer acopio de vacunas y antivirales para proteger
a las personas ante la posible pandemia, aunque considera injustificado vacunar
a toda la población.



Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario