Cerca de 10.000 pollos y gallinas han muerto en la última semana en una
granja de la antigua capital japonesa Kioto, al oeste, a causa de la gripe aviar
de acuerdo con los primeros análisis, informó hoy el Gobierno
provincial.
———————————————–

Con estos nuevos casos son ya tres las provincias japonesas en las que se ha
detectado la «gripe del pollo» desde que a finales del año
pasado se informó de la enfermedad en varios países asiáticos,
aunque en Japón no ha causado infecciones en los humanos.

La noticia se ha hecho pública después de que una llamada anónima
alertara a las autoridades
provinciales
de que en la granja Asada Nosan Funai, de la localidad de Tamba,
se estaban muriendo un millar de pollos cada día, desde el viernes 20.
El dueño de la granja dijo a la prensa que creía que los animales
morían por inflamación del intestino

En los primeros análisis se encontró el virus de la cepa H5N1
de la gripe aviar en tres pollos muertos y dos vivos, tras lo cual se ordenaron
nuevos estudios clínicos que se conocerán en los próximos
días.

Como medida preventiva, el gobierno provincial ha pedido a las poblaciones localizadas
en un radio de 30 kilómetros alrededor de Tamba que no vendan pollos
ni huevos. Las mismas fuentes indicaron que las 198.000 aves que cría
la granja contaminada serán sacrificadas.

Los restos de los animales muertos en esta semana fueron mezclados con excrementos
de pollo e incinerados a altas temperaturas, secados luego y vendidos como fertilizantes,
aunque según el Instituto Nacional de Salud Animal, bajo tales condiciones
es muy improbable que el virus permanezca activo.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario