Por primera vez en Europa la gripe aviar ha saltado a un mamífero: las
autoridades sanitarias de Alemania detectaron el virus en un gato muerto en la
isla de Ruegen. Entre tanto, Suecia anunció su primer caso del temible
H5N1 en aves silvestres.
———————————————–

El Instituto
Veterinario de la localidad alemana de Riems
informó que el virus fue
hallado en un gato muerto cerca del puerto de Wittow en la isla de Ruegen, la
misma región donde aparecieron las primeras aves silvestres infectadas
con la versión más agresiva de la gripe aviar.

Ayer se analizaba
si en el caso del gato se trataba efectivamente de la cepa H5N1, que mató
a más de 90 personas en Asia desde el primer brote, en 2003, además
de cientos de aves. Todos los casos humanos se dieron por el contacto directo
con aves infectadas. Los expertos aseguran que no hay indicios de transmisión
de persona a persona.

En Asia y Turquía ya se han registrado casos
aislados de gatos con el virus. «En Asia ya se sabe que los gatos que comen
aves infectadas se pueden contagiar», señaló el presidente
del instituto Friedrich Loeffler de Riems, Thomas Mettenleitner. El científico
no descartó la posibilidad de un contagio humano a través de los
gatos, aunque subrayó que no se registraron casos y que para ello es necesario
un contacto estrecho entre el animal y la persona.

El Ministerio de Agricultura
alemán llamó a los dueños de gatos en las zonas donde se
detectó el virus a mantenerlos dentro de sus casas. «Y hay que evitar
un contacto muy estrecho con los animales», alertó una portavoz.

Las
autoridades regionales dispusieron además que todos los gatos, zorros y
otros pequeños mamíferos muertos en las zonas afectadas sean analizados.
Los análisis de otro gato y un zorro dieron negativo. Pero en Wittow y
playas cercanas se hallaron en los últimos días más de un
centenar de aves silvestres infectadas.

El Ministerio de Agricultura
llamó a la calma. «El gato es un caso aislado» en la isla
de Ruegen, donde se registró la mayor parte de los 130 casos de H5N1 detectados
hasta ahora en aves en Alemania, agregó la vocera. Además se notificaron
ayer los primeros casos de gripe aviar en Baviera. Así ya son cinco los
estados de Alemania afectados.

En tanto, en Suecia, que hasta ahora se mantenía
libre del virus, se confirmó la presencia del H5N1 en dos patos silvestres,
según anunció en Estocolmo la ministra de Agricultura, Ann Christin
Nykvist. Los patos aparecieron cerca de la ciudad costera de Oskarshamn, junto
al mar Báltico. «La aparición de la gripe aviar entre nosotros
es seria pero no inesperada», dijo la ministra.

Hasta el momento el
virus se confirmó en ocho países de la Unión Europea: Alemania,
Francia, Grecia, Italia, Austria, Eslovaquia, Eslovenia y Hungría. La Organización
Mundial de la Salud
(OMS) alertó que la enfermedad se ha propagado
en febrero más rápido que nunca antes, a 17 nuevos países
en Asia, Europa y Africa. Aunque en Europa no se registraron contagios en personas.

Rusia
también halló el H5N1 en pollos de criadero muertos en la región
sureña de Krasnodar.

En un encuentro en París, veterinarios
de toda Europa pidieron una lucha «sin fisuras» contra el H5N1, que
incluya ayuda financiera para los países pobres. «Si un solo país
no participa pone en riesgo a todo el planeta», advirtió el director
general de la Organización
Internacional de Salud Animal
(OIE), Bernard Vallat.



Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario