———————————————–

El Instituto Nacional de Veterinaria sueco confirmó anoche que un pato hallado muerto al oeste de Estocolmo portaba el virus de la gripe aviar, aunque aún se desconocía si era de la variedad H5N1, que se ha cobrado 61 vidas humanas en Asia.
Los veterinarios examinaban anoche otros tres patos muertos. Horas antes, el Gobierno sueco aconsejó a los granjeros mantener sus aves bajo cubierto para evitar contagios.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario