Comparte

El Ministerio
de Salud, Trabajo y Bienestar
nipón ha anunciado un plan de choque
encaminado a afrontar una eventual epidemia de influenza aviar, en el caso de
que se llegara a transmitir entre humanos.
———————————————–

El plan revisa todas las medidas
emprendidas hasta ahora y eleva el riesgo de contagio y el de posibles muertes
por esa infección.

El virus de la gripe aviar ha afectado hasta
el momento a 118 personas en Vietnam, Indonesia, Tailandia y Camboya, de las que
62 han muerto, según datos de la Organización
Mundial de la Salud (
OMS).

El plan de choque contempla la declaración
del estado de emergencia en Japón en caso de que se produzca esa epidemia,
a fin de reducir el contagio y prevenir el pánico que se produciría
en tal caso, indicó el citado Ministerio.

Las medidas excepcionales
incluirían, en este sentido, la prohibición de grandes concentraciones
de personas, decretarían el cierre temporal de cines, teatros y conciertos.

Asimismo, se daría a las autoridades locales la potestad para impedir
la asistencia de los escolares a las aulas y, en la peor de las situaciones, se
evitaría que la gente acudiera al trabajo. Se ordenaría, además,
la hospitalización forzosa de todas las personas infectadas o con síntomas
de estarlo.

El plan examina seis etapas de extensión de la epidemia,
desde un primer estado de prevención y alerta hasta la posibilidad de una
pandemia mundial, que podría llevar al cierre de las fronteras.

La
actual situación, tras la muerte de numerosas personas por influenza aviar
debido a contagio de animales infectados pero sin que se haya producido aún
la transmisión entre seres humanos por la mutación del virus, ocuparía
la fase tres en este plan de choque. "Es imprescindible que se den pasos
firmes para evitar la ansiedad" entre la población, afirma el primer
ministro nipón, Junichiro Koizumi.

Según explicó
el ministro Portavoz, Shinzo Abe, en una rueda de prensa, el Gobierno prevé
coordinar la actuación de los diversos Ministerios que lo integran y lanzar
una campaña de intercambio de información con otros países
de la región a fin de minimizar la posibilidad de propagación.

También se aumentarán las partidas del medicamento
antiviral Tamiflu
, de los 150 millones de cápsulas previstas hasta
ahora, hasta los 250 millones, destinados a 25 millones de personas. El objetivo
es aplicar dosis de 10 cápsulas durante cinco días por persona,
para ese total de 25 millones de habitantes con posibilidades de resultar infectados.

En Japón se ha desatado una polémica sobre ese medicamento,
después de que algunas estancias oficiales vincularan su uso a diversos
trastornos que podrían desembocar incluso en la muerte de los pacientes.

La prensa nipona reveló el sábado pasado que el Ministerio de
Salud investiga el caso de la muerte de un adolescente que sufrió alucinaciones
tras tomar esa medicina, en la que varios gobiernos ya han puesto sus esperanza
para prevenir el riesgo de una posible epidemia.

La Organización
Mundial de la Salud (OMS) ha recomendado a los gobiernos que consigan reservas
de Tamiflu para un 25 por ciento de la población como medida de prevención
ante una epidemia. El fármaco, considerado como una primera defensa si
el virus causante de la gripe aviar muta y se contagia entre los humanos, se vende
en Japón desde julio con una advertencia sobre efectos secundarios como
"conducta anormal" y "alucinaciones".

El diario japonés
Mainichi reveló el sábado también el caso de dos adolescentes
cuya muerte, derivada de perturbaciones mentales, parece vinculada asimismo al
consumo de Tamiflu. El propio Ministerio de Salud japonés ha asegurado
que la "conducta anormal" producida por esa medicina antiviral cuya
patente tiene la empresa Roche puede conducir a accidentes mortales.

La
farmacéutica suiza ha respondido que el antiviral ya ha sido utilizado
por más de treinta millones de personas en todo el mundo y que tiene "un
buen perfil de seguridad". El Tamiflu es empleado para inhibir el desarrollo
del virus de la gripe en el organismo humano.

A pesar del alarmismo desatado
en el Ministerio de Sanidad, esta institución insiste en que se aumentarán
las partidas del medicamento y que, en caso de escasez, se dará prioridad
para su consumo a determinados grupos, además de niños y ancianos.



[wbcr_php_snippet id="90268"]
Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario