Los países de la UE autorizaron hoy a Francia y a Holanda a vacunar
sus aves de granja contra la gripe aviar en regiones específicas y bajo
condiciones estrictas, informó hoy la Comisión Europea, en un
comunicado.

———————————————–

Los países de la UE autorizaron hoy a Francia y a Holanda a vacunar
sus aves de granja contra la gripe aviar en regiones específicas y bajo
condiciones estrictas, informó hoy la Comisión Europea, en un
comunicado.

Holanda y Francia serán los primeros países comunitarios que
practicarán la vacunación preventiva contra el virus H5N1 -altamente
dañino- en aves de granja, tras contar con la aprobación del Comité
Permanente de la Cadena Alimentaria
de la UE, que discutió sobre
este asunto durante dos días.

Los planes de ambos países han sido autorizados
con la condición de que al ponerlos en marcha cumplan requisitos de seguridad;
además, habrá limitaciones para el comercio de las aves vacunadas,
su carne, huevos y otros productos derivados, según el comunicado.
La UE prohibió que las aves vivas vacunadas sean exportadas fuera de
los respectivos países, aunque su carne y productos avícolas se
podrán vender bajo estrictas condiciones. También se aplicarán
medidas para diferenciar los animales vacunados de los infectados y controles
como el uso de «pájaros centinela», no vacunados, que se introducen
para comprobar si en una granja donde ha habido vacunación se registran
focos de la gripe.

El programa de Francia -país que ya ha confirmado la gripe aviar- inmunizará
a patos y gansos en tres departamentos (Landes, Loire-Atlantique y Vendée),
zonas de alto riesgo y donde es difícil evitar el contacto entre aves
de granja y silvestres; empezará de inmediato y hasta el 1 de abril y
afectará a 900.000 animales.
El plan francés prevé controles como exámenes anteriores
a la vacuna y la vigilancia clínica mensual de las explotaciones, según
las mismas fuentes.
La UE prohibió que las aves vivas vacunadas de Francia, sus huevos para
incubar y pollos de un día sean exportados; dentro del territorio francés,
sólo podrán trasladarse directamente a mataderos y a otras explotaciones
donde también se hayan inmunizado o donde haya una completa separación
entre las vacunadas y no vacunadas.
Su carne y sus huevos se podrán vender en la UE y países terceros
tras controles exhaustivos, como la inspección veterinaria 48 horas antes
del sacrificio; deberán cumplirse todas las reglas sobre sanidad animal.

El embalaje de aves vacunadas y sus productos debe ser desinfectado adecuadamente.

En Holanda, la vacunación se aplicará a entre 1 y 3 millones de
aves de compañía ó mascotas y a 5 millones de gallinas
ponedoras que se crían al aire libre; será una medida voluntaria,
como alternativa al encierro de los animales.
Los productores holandeses, vacunen o no a sus animales, deberán cumplir
las reglas de seguridad, como la alimentación de las aves bajo techo.

Las aves domésticas vacunadas en Holanda sólo podrán moverse
a explotaciones donde se haya efectuado la misma medida y cualquier traslado
a otro país estará sujeto a autorización del Gobierno holandés
y del lugar de destino.
Para este tipo de animales no hay restricciones nuevas en la carne y huevos,
pues normalmente no se pueden comercializar los productos de aves de compañía
como alimentos, de ninguna forma.

En el caso de las gallinas ponedoras holandesas, sus huevos y su carne sí
pueden venderse dentro de la UE si se comprueba que proceden de una explotación
libre de la enfermedad y con controles similares a los de los productos franceses.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario