Una niña de nueve años se ha convertido en la undécima víctima
mortal tailandesa de la "gripe del pollo", una pandemia que ha acabado
con la vida de 31 personas en el Sudeste Asiático.
———————————————–

Así lo confirmaron el pasado día 4 las autoridades sanitarias de
este país asiático, que junto con Vietnam es las nación más
afectada de la región por la gripe aviar.

La pequeña, identificada como Kanda Srilueng Ong, falleció anoche
el 3 de octubre eb el hospital provincial de Petchabun, unos 300 kilómetros
al norte de Bangkok, pocas horas después de que los análisis clínicos
confirmaran que había contraído el virus H5N1.

El jefe del Departamento de Enfermedades Infecciosas, Kamnuan Ungchusak, informó
que la niña fue ingresada el pasado 30 de septiembre, casi dos semanas
después de que cayera enferma aquejada por una alta fiebre.

La menor mantuvo contacto con gallinas infectadas por el virus, detectado en algunas
de las aves del corral de la casa de campo en la que convivía con su familia.

El virus H5N1 comenzó a extenderse por los criaderos de pollos y corrales
de Tailandia a finales de 2003, pero resurgió el pasado julio después
de que las autoridades sanitarias informaran de que la epidemia había sido
erradicada.

En el seno de la Organización
Mundial de la Salud
(OMS) preocupa seriamente que el virus pueda experimentar
una mutación que facilite la transmisión entre humanos y adopte
una forma altamente contagiosa.

Los dos brotes de la gripe aviar detectados en Asia desde el pasado año
han causado la muerte de al menos 20 personas en Vietnam y otras once en Tailandia,
la mayoría niños y adolescentes.

El Ministerio de Sanidad y la OMS confirmaron en septiembre el primer caso "probable"
de transmisión del virus entre humanos en una mujer tailandesa, que falleció
pocas semanas después de que su hija muriera a causa de la "gripe
del pollo".

Cerca de 900.000 voluntarios y funcionarios del área de sanidad emprendieron
la pasada semana una campaña de recogida de muestras en los corrales y
criaderos de pollos de todo el país.

Hasta el momento, las autoridades tailandesas han detectado casos de "gripe
del pollo" en 35 de las 76 provincias de Tailandia.

El primer ministro, Thaksin Shinawatra, mantuvo la pasada semana una reunión
de urgencia con los gobernadores de todas las provincias del país y, a
su término, anunció que el objetivo de su Gobierno
es poner fin a la epidemia antes del 31 de octubre.

Los especialistas de la OMS declararon que es muy improbable que las autoridades
tailandesas consigan erradicar la temida gripe del pollo en el plazo de tiempo
establecido por el primer ministro, aunque subrayaron que el virus podría
afectar a Tailandia durante cinco años.

Esta crisis sanitaria ha llevado a la desaparición de miles de pequeños
negocios dedicados a la cría de pollos y ha situado al borde de la ruina
a las grandes empresas dedicadas a la exportación de aves.

Tailandia, donde han sido sacrificadas más de 40 millones de aves de corral
desde que fue detectada la epidemia, era hasta el pasado año una de las
mayores exportadoras mundiales de pollos.

El virus de la "gripe del pollo" también se ha detectado en otros
animales, como cerdos y felinos, aunque en menor grado que entre las aves.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario