Comparte

La aparición de la enfermedad conocida como «influenza aviar» en explotaciones de avicultura de puesta Holanda, país principalmente exportador de huevos, ha supuesto un crecimiento de las ventas de este producto desde España a uno de los grandes compradores, Alemania.
———————————————–

La aparición de la enfermedad conocida como «influenza aviar»
en explotaciones de avicultura de puesta Holanda, país principalmente
exportador de huevos, ha supuesto un crecimiento de las ventas de este producto
desde España a uno de los grandes compradores, Alemania.
Las industrias de ovoproductos alemanas, que actualmente se encuentran en plena
campaña de fabricación de huevos de Pascua, han reaccionado comprando
muchas existencias antes de que se pueda extender la enfermedad por otros Estados
miembros limítrofes.
Por esta razón, las cotizaciones en España han experimentado un
alza entre 0’05 y 0’09 euros el kilo, según aseguraron los operadores
españoles, ya que el gramaje L pasó de una cotización media
de 0,61 euros la semana pasada a 0,66 esta semana; mientras que el precio del
huevo M pasó de 0,54 a 0,60 euros de media.
Por el momento, los productores españoles están «bastante
tranquilos» puesto que la enfermedad está acotada, ya que las exportaciones
y transportes por el país están completamente prohibidas, por
lo que «difícilmente llegará esta enfermedad a nuestro país».

En cualquier caso, muchas empresas de exportación de huevos han tomado
las precauciones suficientes para evitar cualquier contagio eventual, desinfectando
los camiones y palets antes de entrar en granjas.

Para los operadores de pollo ésta ha sido una buena semana, ya que las
ventas se han reforzado, lo que se ha traducido en un alza de los precios de
al menos 0,10 euros el kilo en vivo, por lo que la cotización está
rondando ya los 0,89 euros.
Sin embargo, los vendedores se encuentran en la incertidumbre, ya que, por un
lado, las ventas se han relanzado por estar a principios de mes, lo que cíclicamente
favorece la venta, y por otro, porque el consumo no experimenta alza alguna,
sino, más bien, lo contrario.
A esto hay que añadir la situación que vive actualmente Portugal,
país en el que el consumo de pollo ha caído el 90 por ciento debido
a la detección del antibiótico prohibido por la Unión Europea
desde octubre pasado y que puede ser cancerígeno.

Los residuos de nitrofuranos aparecieron en 43 explotaciones lusas, pero el
consumo ha caído en todo el país, por lo que los productores españoles
temen que las existencias de pollo portuguesas entren a España a precios
irrisorios.

Esto provocaría la caída de nuevo de las cotizaciones para un
sector que arrastra una crisis estructural que ha provocado una caída
en picado de los precios desde hace dos años.

Etiquetas:


Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario