Comparte

El gobierno iraní, a través de su representante en Quito, Majid Salehi, realizó, el pasado 6 de mayo, una donación de cuatro millones de dosis de vacunas para combatir en Ecuador la enfermedad de Newcastle, también conocida en el país andino como «el mal», dado que afecta a la mayoría de aves de corral criadas para el autoconsumo.

La donación supone un paso más en el plan de cooperación que están llevando a cabo conjuntamente ambos países entorno a la mejora de la agricultura, la ganadería, la avicultura, la acuicultura y la pesca. Según Salehi, se trata de una muestra clara de cooperación entre dos países hermanos, «una muestra de solidaridad» y de la amplia relación que han tenido Ecuador e Irán en los dos últimos años.

Así, mientras que Irán estudia proveer a Ecuador de maquinaria y capacitación agrícola, la República Islámica también está interesada en obtener de sus socios arroz, aceite de palma y banano, entre otros productos. En este sentido, por tanto, se trata de una «relación bilateral que se basa en el beneficio y el interés mutuo», según explicó el representante iraní.

La donación de Irán equivale a unos 4 millones de dólares, que se traducirán en la creación de laboratorios que produzcan vacunas para combatir la enfermedad y ayuden a los pequeños agricultores ecuatorianos que crían aves a nivel doméstico, según señaló el Ministro ecuatoriano de Agricultura, Walter Poveda.

 

Etiquetas:


Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario