Comparte

Italia no termina de
erradicar la influenza aviar, aunque no faltan elementos que hagan creer que el
contagio pueda estar acotado y circunscrito, informa el último número
del boletín de Noticias
del Exterior del Ministerio de Agricultura (
MAPA).
———————————————–


Tras la detección
a mitad de septiembre del virus en una explotación de Isola Rizza y su
propagación a otras explotaciones en San Pietro de Morubio, Roberchiara
y Salizzole de Italia en las últimas fechas, los focos se elevan a 17,
diez confirmados y siete sospechosos.

Se teme que este virus, que no tiene
nada que ver con el transmitido por aves muertas en Tailandia, pueda haberse propagado
de persona a persona, en la Región de Piamonte, una nueva señal
de alarma para un sector que tiene ya a sus espaldas más de cuatro años
de enormes dificultades.

Luego de la primera presencia de influenza aviar
registrada en 1997, desde 1999 hasta hoy la epizootia se ha repetido sin descanso
al ritmo de al menos una por año.

Todas ellas han sido provocadas
por virus de baja patogenicidad y por ello escasamente mortales salvo la extremadamente
virulenta que se desencadenó en el invierno del 99 al 2000 y que sentenció
a millones de aves por muerte natural o sacrificio, precisa el boletín
del MAPA.

Aunque se han adoptado medidas de bioseguridad, se ha introducido
la vacunación preventiva y se ha establecido el cierre programado de muchos
establecimientos, el virus no ha sido erradicado hasta la fecha.


Etiquetas:


Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario