Bajo la marca «Tenerife Rural», el Cabildo de Tenerife va a promocionar la carne fresca de conejo de la isla. Esta decisión, que fue acordada por el Consejo de Gobierno el pasado 2 de mayo, pretende diferenciar el producto local y va a servir como primera experiencia piloto que luego se podría trasladar a otros productos cárnicos.

La aprobación de la denominación «carne fresca de conejo de Tenerife» conlleva unas especificaciones técnicas como son el otorgar solamente este sello a aquella carne que se obtenga a partir de animales de cebo, criados en explotaciones tiñerfeñas que cumplan con la normativa de bienestar animal, con una alimentación controlada y una garantía de trazabilidad. Además, según el acuerdo, una vez los conejos sean sacrificados, su carne se conservará refrigerada y el envasado y etiquetada se realizará según lo acordado por
el Cabildo.

Por su parte, las explotaciones ganaderas cunícolas tendrán que estar inscritas en el Registro General de Explotaciones Ganaderas de la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación del Gobierno de Canarias, y en los mataderos donde se expida la carne con este sello de garantía habrá un registro diario de los destinos comerciales de cada lote.

 

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario