La Comisión
Europea
(CE) ha puesto fin a los controles especiales exigidos a las importaciones
de carne de ave de Brasil para detectar la presencia de residuos, según
informe de fuentes comunitarias.
———————————————–

El Ejecutivo comunitario ha aprobado una decisión según la cual
dejarán de realizarse los análisis específicos aplicados
al 20% de los envíos de carne de Brasil para la detección de nitrofurano
-sustancia que en altas cantidades puede ser cancerígena-.

Bruselas ha decidido que no es necesario continuar con esas medidas especiales
y que las importaciones brasileñas sólo sean sometidas a controles
rutinarios, después de comprobar que desde marzo no ha habido partidas
con restos de ese residuo.

En octubre de 2002 la CE determinó efectuar pruebas a todos los envíos
de carne brasileña, tras detectar la presencia de nitrofurano en importaciones
de carne de pollo de ese país.

La Comisión decidió en marzo de 2004 que los controles se aplicaran
sólo al 20% de las partidas, después de recibir garantías
de las autoridades brasileñas y tras los resultados de las pruebas efectuadas
por los Estados miembros, así como de una misión de la Oficina
Alimentaria y Veterinaria Europea
(OAV).

Desde marzo, no se ha notificado la detección de restos de nitrofurano
en las carne de aves de Brasil, según las fuentes. La CE ha puesto fin
a los controles especiales, de acuerdo con el Comité Permanente de la
Cadena Alimentaria de la UE -donde están
representados los Estados miembros-.


Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario